Síguenos

Advertisement
1235282.JPG

El año pasado, Nielsen Music informó que por primera vez en Estados Unidos el hip hop se consolidó como el género musical más escuchado. Diversas investigaciones académicas incluso sugieren que el género es aún más influyente que The Beatles, quienes en muchas ocasiones son citados como la banda más emblemática de los últimos años. En días recientes, medios como Vice y BBC han informado que el rap también se ha adueñado de las calles y los oídos de Rusia, un fenómeno sin precedentes tomando en cuenta que ese género musical es considerablemente nuevo en ese país.

Lee: Estos son los géneros musicales más escuchados en Estados Unidos

De acuerdo con el medio británico, desde mediados de 2013 a 2017 el número de rusos que escuchan rap se ha duplicado y “es el género más popular entre la población con menos de 30 años". Las grandes estrellas agotan las entradas de shows en estadios y las batallas de rap se hacen virales en redes sociales. Algunos de los raperos más importantes son Kasta, Noize MC y Oxxxymiron, quienes han acercado el género a los jóvenes gracias a que componen en su mayoría las canciones en ruso.

El verano pasado una batalla de rap entre Oxxxymiron y Slava KPSS generó más de 15 millones de visitas y a la fecha cuenta con más de 32 millones. El video causó una controversia política luego de que el líder opositor Alexei Navalny calificara el acto como "poesía posmoderna” mientras los miembros de la clase de Putin compararon a los raperos con criminales de la clase “más baja”.

El nacimiento del rap en Rusia

Según declaraciones que el periodista y rapero Nikolai le dio a Noisey, la primera canción rusa de rap fue lanzada en 1984 y fue titulada, tal cual, "Rap”. Inspirada en el tema “Rapper’s Delight” de la banda Sugar Hill Gang, el colectivo Час пик hizo historia con esta canción.

Cuando el hip hop se filtró en la cultura rusa, capturó a su paso los sentimientos de la era “post soviética”, según la BBC. Artistas como Kasta tocaban temas como la libertad sexual, el consumismo, las fiestas y también el levantamiento de pandillas neo fascistas, así como la economía en ruinas que sufría Rusia en aquel momento.De acuerdo con la fotógrafa Sonya Kydeeva, quien ha documentado a través de imágenes la cultura juvenil, “en Rusia, el rap es joven y lleva un retraso de veinte años”.

“Cada disquera en Moscú era muy importante hasta que apareció otra, y luego otra y así sucesivamente. Todo está construido con base en una jerarquía y cada rapero tiene su propio nicho. En Moscú hay dos sellos disqueros con éxito comercial: Gazgolder y Black Star. Está el antiguo sello Respect Productions, y los más auténticos son 100 PRO y CAO Records para el hip hop underground”, le dijo Kydeeva a I-D de Vice.

“Por un largo tiempo, el rap ruso era un cliché. Hombres fuertes y musculosos salían a rapear en videos con otros hombres, las mujeres solo aparecían como bailarinas y el sentido era sexista. El rap ‘macho’ estaba de moda en ese entonces, sin embargo, también lo está en este momento. Un buen ejemplo de esto es el rapero Timati, quien es exitoso en el ámbito comercial y es seguidor devoto de Vladimir Putin”, señala Nikolai.

Sobre el éxito de los raperos independientes

“En Rusia, el rap es más importante que nunca. Es el género musical más popular”, explica el periodista Johann Voigt en un artículo que publicó en Noisey Alemania hace un par de días. En su investigación ahonda más allá de la escena mainstream que desde hace una década se ha promovido en medios como MTV. La nueva generación de raperos que operan de manera independiente se han convertido en la tendencia en el país gobernado por Vladimir Putin.

El periodista Nikolai, entrevistado para este artículo destaca que “todo sucede en línea actualmente. Los sellos discográficos independientes dominan la escena y plataformas como YouTube son la nueva columna vertebral del hip hop en Rusia”.

Esta nueva camada de artistas prefieren ser experimentales con nuevos sonidos y abrirse a temáticas como la depresión, además de elegir vestuarios andróginos por encima del estereotipo de ‘hombre’ que figuras como Tupac Shakur o 50 Cent portaban en sus tiempos. Además, el aspecto político no se queda atrás. El tema de la policía en las calles que ha arrestado a cientos de personas sin justificación también está reflejado en las rimas de los MCs rusos.

“Soy mejor que Tupac, Biggie, Eminem, Kendrick, J. Cole y hasta Lil Pump” dice Face, un rapero ruso de 21 años que tiene tatuajes en el rostro y el cabello largo con extensiones, elementos que forman la imagen del nuevo rapero en Rusia que hoy en día es el portavoz de la música más escuchada en el país. "Quiero ser epítome de la verdad, reflejar a la juventud", le dijo el rapero a Dazed en una entrevista.


Advertisement

Relacionados