Síguenos

Advertisement
Prince. AP Photo/Chris O'Meara, File

En 1987 Prince ordenó que todas las copias del Black Album, del que se habían impreso alrededor de 500 mil ejemplares, fueran destruidas una semana antes de salir a la venta. El músico consideraba que el disco era “malévolo”y la disquera se esforzó en ayudarlo a destruir cada copia. Ya en 1994 Prince permitió que el álbum se vendiera en CD y casete.

Aunque en la segunda maquila no se hicieron copias en vinilo, algunos LPs de la primera impresión sobrevivieron. Jeff Gold, dueño de la tienda de memorabilia musical Record Mecca, declaró a Rolling Stone que un excompañero de trabajo de Warner Bros. encontró cinco copias, cerradas y en excelentes condiciones cuando buscaba vinilos para prestarle a su hija, quien acababa de comprar una tornamesa.

“Es uno de los discos más raros del mundo”, aseguró Gold, en cuya tienda se vendieron tres de las copias, la última en 20 mil dólares. Las otras dos las conservó el propietario original, quien conservará una y tal vez subaste la otra el próximo año. De acuerdo con la página de Record Mecca, aparte de estos ejemplares, durante 30 años sólo han aparecido otros 3 vinilos del Black Album.

Advertisement

Relacionados