Síguenos

Advertisement
Foto: John Locher/AP

Anoche, el tiroteo más mortífero en la historia de Estados Unidos ocurrió en un festival de música country en Las Vegas. Más de 50 personas murieron y al menos 400 resultaron heridas, según los últimos números de CNN. El responsable de la masacre fue un tirador solitario quien disparó desde la habitación de un hotel situado junto al lugar donde se llevaba a cabo el festival.

El atacante ha sido identificado como Stephen Paddock, un residente de Mesquite, Nevada, de 64 años de edad. Instalado en el piso 32 del Mandalay Bay Hotel con diez rifles, tenía una visión clara de la multitud convocada en el evento.

Paddock se suicidó poco antes de que la policía llegara a la habitación del hotel y, según los reportes oficiales, cometió el ataque en solitario. “Se había estado quedando en la Bahía de Mandalay desde el jueves”, comentó el jefe de la policía local, Joseph Lombardo, a CNN.

El popular músico de country Jason Aldean encabezaba el Festival Route 91 ante una multitud de 22 mil personas cuando estalló el caos justo después de las 10 de la noche, hora local. Se estaba celebrando la cuarta edición del festival, con un cartel que incluía a pesos pesados del country como Eric Church, Sam Hunt, Jake Owens, entre otros.

Se dio una situación muy confusa cuando inició el tiroteo, pues los asistentes no distinguían si los disparos eran sólo ruidos causados por un altavoz o el ruido de fuegos artificiales.

En un video se muestra que la banda de Aldean siguió tocando al principio, antes de darse cuenta de lo que ocurría y poder ocultarse. Rachel De Kerf, quien grabó al menos cinco minutos de los disparos, dijo a CNN que estos duraron entre 10 y 15 minutos.

Hasta el momento, la policía se ha mostrado renuente a tratar la masacre como un acto de terrorismo, a pesar de que la ley estatal de Nevada clasifica al terrorismo como "cualquier acto que implique el uso o intento de sabotaje, coerción o violencia que tenga por objeto causar gran daño corporal o muerte a la población general".

Aldean compartió una declaración al respecto en Instagram asegurando que él y su equipo estaban a salvo. "Esta noche ha sido más que horrible, todavía no sé qué decir, pero quería que todos supieran que yo y mi equipo estamos a salvo. Mis pensamientos y oraciones están con todos los que asistieron a este evento. Me duele que esto le haya sucedido a quienes salieron de sus casas con la intención de pasar una noche divertida”.

Advertisement

Relacionados