Síguenos

Advertisement
Demi Lovato

El fin de semana (10 de diciembre) la mamá de Keaton Jones, un niño de Tennessee, víctima de bullying, publicó un video en el que su hijo hace un conmovedor llamado a detener el maltrato contra personas inocentes por el simple hecho de ser diferentes.
“Sólo por curiosidad, ¿por qué hacen bullying? ¿Cuál es el propósito? ¿Por qué los hace felices molestar a inocentes y encontrar maneras de ser malvados con ellos? Eso no está bien. No me gusta lo que me hacen y, por supuesto, no me gusta que se lo hagan a otros porque no está bien. Quienes somos diferentes no tenemos que ser criticados, no es nuestra culpa”, fueron las palabras de Jones, devastado y harto de su penosa situación.

Es un video que rompe el corazón. Y afortunadamente consiguió llamar la atención de medios y artistas hasta hacerse viral. En unas horas, el testimonio de Jones había acumulado 19 millones de vistas y el hashtag #StandWithKeaton volvió a poner sobre la mesa los retos que aún se enfrentan para detener el maltrato en las escuelas y en otros entornos donde los niños conviven.
Justin Bieber publicó un video en el que mostró el caso de Jones e hizo un llamado a no promover este tipo de violencia. Por su parte, Katy Perry dijo: “Esto me rompió el corazón. Seamos amables unos con otros", mientras que Enrique Iglesias señaló: “Desgarrador el ver esto. Keaton eres fuerte por atreverte a hablar de esto y por preocuparte por los demás”.

Cardi B fue la más polémica, pues no le importó decir con toda franqueza: “Quisiera abrazar a ese pobre chico y golpear a los que le hacen bullying”, y aunque tiene toda la razón y muchos podríamos sentir exactamente lo mismo, sus palabras fueron criticadas por quienes consideran que la violencia no resuelve la violencia. Y es cierto, pero, bueno, le salió del alma.

La rapera añadió: “Estoy muy triste y enojada. Por favor, enseñen a sus hijos a no ser acosadores. Enséñenles a ser duros pero no a molestar a los demás. Mierda, me duele como si fuera mío”.

Snoop Dogg le pidió que le mandara un mensaje directo por Twitter y le ofreció su amistad de por vida. “El amor es la única forma de vencer el odio”, señaló.

En un video difundido por E News, Selena Gomez le dijo: “Hola, Keaton, soy Selena Gomez. Vi tu video y me rompió por completo el corazón, pero quiero recordarte lo valiente que fuiste. Creo que lo que dijiste fue real y genuino”, dijo.

Las palabras de Demi Lovato para Keaton fueron: “Querido, no estás solo. Mucha gente que ha sido víctima de maltrato ha conseguido superarlo y hacerse más fuerte, tú serás uno de ellos. Dios te bendiga”.

Las muestras de apoyo no se han detenido por parte de los famosos, lo cual ha servido para poner el tema a discusión y a la vez demostrar que se trata de una situación que de ninguna manera debe aceptarse como algo que forma parte de nuestra cultura.

Las investigaciones que han intentado responder las interrogantes en torno a la crueldad de los acosadores iniciaron en los años setenta, en noruega, por el psicólogo Dan Olweus, quien estudió el fenómeno tras los suicidios de varias víctimas de acoso en un colegio. Desde entonces, décadas de investigación han demostrado que la diferencia de poder entre acosadores y víctimas es un componente crucial de la interacción. Los acosadores buscan la admiración, el estatus, el dominio, y, a diferencia de las bromas amistosas, la intimidación es a largo plazo y no ocurre entre iguales dentro de un grupo.

De acuerdo con Live Science, a pesar de su comportamiento agresivo, los agresores también buscan afecto. Eligen a sus víctimas considerando que otros compañeros lo aprobarán y también se unirán a las burlas. “En realidad no hay una razón”, señala Young Shin Kim, profesor del Child Study Center de Yale School of Medicine, citado por Live Science. “Un día simplemente no les gusta que un niño se vista de rosa, o de azul, o que sea alto o bajito, o que use lentes”

Lo cierto es que el acoso aumenta considerablemente el riesgo de suicidio, puede evitarse y de ninguna manera es sólo un asunto que compete a los niños sino a todos nosotros.

Advertisement

Relacionados