Síguenos

Advertisement
NEONAZIS

En los últimos 15 años, el apoyo a los partidos de extrema derecha en Europa ha crecido de manera alarmante. Como reflejo de esto hemos visto a un partido derechista, encabezado por Marine Le Pen, pasando a la segunda vuelta en Francia, o a los nuevos gobiernos de Austria e Italia, formados a finales del año pasado y el mes pasado respectivamente, encabezados por partidos de extrema derecha.

Y Alemania no es la excepción. El Partido Alternativa para Alemania (AfD) se disparó en las últimas elecciones y consiguió el 13% del voto. Este partido, que se distingue por su plataforma antirefugiados, anti-Islam y por ser euroescéptico, tiene ahora una voz en el Parlamento alemán.

En este contexto, la celebración de un festival de música neonazi en la localidad alemana de Themar, en el centro del país, no es algo que sorprenda a nadie. Pero su creciente convocatoria y las violaciones a la constitución (el uso de símbolos nazis es considerado anticonstitucional) han puesto en alerta a la sociedad europea.

Como consecuencia de los altercados y de la apología al nazismo, las fuerzas de seguridad arrestaron a tres personas y se presentaron 84 denuncias.

De acuerdo con la policía local, al evento acudieron cerca de 2,300 personas, todos pertenecientes a la extrema derecha. Se trata del mayor aforo reportado en la historia del festival, además de haber mostrado una convocatoria que se ha internacionalizado, pues en esta ocasión llegaron personas de Francia, Italia, Croacia, Noruega y Rusia, según reportó Europa Press.

Los cargos criminales son recurrentes en este festival, pues en años anteriores ha habido quienes golpean a los asistentes, causan altercados por el consumo de drogas o violan la constitución por hacer referencias a la simbología nazi.

De acuerdo con Europa Press, el año pasado la Policía abrió una investigación para determinar si varios asistentes a este festival de rock hicieron el saludo fascista, emulando con sus brazos estirados a jerarcas del Tercer Reich.

En abril pasado, cientos de neonazis se reunieron para celebrar el aniversario del nacimiento de Adolf Hitler en un pueblo del este de Alemania. La celebración se dio en el marco de la primera edición del festival Schild und Schwert (Escudo y Espada), que duró dos días y movilizó a cientos de policías.

Fue un encuentro al que también llegaron muchos extremistas de Europa del Este y que convocó a 1,200 participantes en el municipio de Ostritz, de 2.400 habitantes, situado en la frontera con Polonia y República Checa, reportó El Mundo.

Quienes se oponen a este tipo de eventos señalan que las leyes en Alemania no están sirviendo para detener este tipo de reuniones, pues se sabe que durante años los neonazis han organizado conciertos clandestinos para recaudar fondos y reclutar a nuevos miembros, pero la celebración de festivales de más de un día de duración parece permitirles actuar en total impunidad.

Por desconcertante que parezca, explica El Mundo, las autoridades no pueden hacer nada pues la Constitución garantiza el derecho a organizar reuniones pacíficas al aire libre. Los símbolos nazis como la esvástica no pueden, sin embargo, mostrarse en público.

Advertisement

Relacionados