Síguenos

Advertisement
Foto: Time

La revista Time eligió como personas del año a un grupo de mujeres que se atrevió a levantar la voz para denunciar diversos casos de acoso, violaciones y otras formas de violencia sexual. Entre las llamadas “Rompedoras del Silencio” se encuentran la cantante Taylor Swift, las actrices Ashley Judd y Rose McGowan, así como otras mujeres anónimas. De una de ellas, incluso, se muestra únicamente el brazo, pues teme a las represalias y al impacto que su denuncia podría tener en su familia.

La publicación reconoce la valentía de estas mujeres al denunciar los respectivos casos de abuso a los que se enfrentaron. En 2013 Taylor Swift fue víctima de manoseo por parte del locutor de radio David Mueller, pero fue hasta agosto de este año cuando tuvo lugar el juicio en su contra.

Poco después de que ocurrieran los hechos, en 2013, la madre de Taylor Swift se puso en contacto con la estación de radio donde trabajaba Mueller para reportar lo ocurrido. La empresa realizó una investigación interna y decidió despedir al locutor.

Lee: Todo lo que necesitas saber sobre el testimonio de Taylor Swift en el juicio del manoseo.

Dos años después, reportó El Espectador, Mueller interpuso una demanda contra Swift reclamándole millones de dólares por daños y perjuicios, a lo que la cantante respondió con una contrademanda en la que pidió sólo un dólar de compensación. “Lo que realmente pretendo con este litigio es que sirva de ejemplo a otras mujeres”, aclaró.

En su declaración, Swift dijo que Mueller le agarró durante un largo rato el trasero. “Fue definitivamente un manoseo, un manoseo muy largo. Fue intencional, se quedó agarrado a mi trasero. Noté cómo me agarraba por debajo de la falda”, detalló la cantante.

El juicio duró una semana y tuvo lugar en Denver, Colorado. Las comparecencias de ambas partes hicieron eco en los medios, en especial la de la cantante, quien al ser interrogada por el abogado de Muller sobre la culpa que podría sentir por arruinar la carrera de su cliente, respondió: “No voy a permitir que usted o su cliente me hagan sentir que esto ha sido de alguna manera culpa mía”.

Lee: Taylor Swift hace su primer donativo a una fundación que apoya a víctimas de acoso sexual.

El jurado determinó que Taylor Swift había sido víctima de un manoseo por parte del locutor David Muller, quien por cierto aún no ha abonado la compensación simbólica de un dólar exigida por la cantante, según reveló en la entrevista para Time.

“Al día de hoy, aún no me ha pagado ese dólar, y creo que ese acto de desafío es simbólico en sí mismo", dijo.

En la extensa entrevista que ofreció a Time, citada por Buzzfeed, Swift reveló que rompió el récord por el número de veces que se mencionó la palabra “trasero” en el Tribunal Federal de Colorado. Dijo también que Muller y sus abogados habían sido muy agresivos con ella y con su madre al hacer las acusaciones por lo que, una vez que decidió presentar una contrademanda se preguntaba por qué ella tenía que ser amable.

Lee: Cómo convertirse en la artista pop más influyente del mundo según Taylor Swift.

“Las personas que se encuentran en situaciones similares deben saber que siempre hay una gran culpa entre las víctimas de acoso y agresión sexual. Las víctimas pueden ser culpadas por lo ocurrido, por denunciarlo y por la manera en que reaccionaron”, dijo.

“Si eres víctima puede ser que te hagan sentir que estás actuando de manera exagerada porque la sociedad nos ha hecho creer que este tipo de situaciones es algo sin importancia”, señaló.

Las primeras reacciones a la publicación de una de las ediciones más esperadas del año de la revista Time fueron bastante favorables, pero algunos artistas, como Demi Lovato, han criticado que la revista haya considerado a Donald Trump como finalista entre los posibles candidatos a Persona del Año.

Lovato señaló en redes sociales: “Time reconoce a las mujeres valientes que se han enfrentado al acoso sexual, pero designa como finalista a un hombre que ha sido acusado en diversas ocasiones por agresiones sexuales… ¿En serio?”.

La cantante no es la única que ha señalado lo contradictorio que resulta esta decisión editorial, pues son 16 mujeres quienes han acusado a Donald Trump por su mala conducta sexual.

Advertisement

Relacionados