Síguenos

Advertisement
Pink
Pink

Pink cantó el himno nacional estadounidense en el Super Bowl LII con todo y gripa, lo que la puso en una situación incómoda desde los ensayos para el evento. “Tengo dos pequeñas cajas de Petri que, literal, tosieron en mi boca y embarraron sus mocos en mi mejilla”, publicó la cantante, quien tenía el sueño de interpretar el himno desde que escuchó a Whitney Houston hacerlo en 1991.

Tal vez esto fue lo que puso al mundo en alerta para identificar cualquier desperfecto en su voz el día del evento. “Ya se los he dicho mil veces. Pink apesta y si les gusta cómo canta son unos estúpidos”, publicó un usuario de Twitter.

“Al menos apesto cantando el himno nacional de nuestro país, mientras tú sólo apestas mientras estás solo en tu sillón”, contestó en su defensa la cantante, con lo que se podría entender que no estaba tan satisfecha con su interpretación del himno, o estaba demasiado preocupada por qué dirían.

Pink también fue criticada por sacarse algo de la boca antes de cantar el himno nacional, lo que para algunos fue una falta de respeto. Podría haber sido un chicle, o cualquier cosa, pero la cantante se apresuró en aclarar que fue una pastilla para la garganta. ¿En verdad le debía a alguien esa explicación?

Ya después del gran momento, Pink agradeció por las oraciones y buenos deseos de sus fans, celebró el triunfo de las Águilas de Filadelfia y hasta se enorgulleció de “ser telonera de Justin Timberlake” desde hace años. Pink ganó.

Lee: 14 minutos de gloria para Justin Timberlake en el medio tiempo del Super Bowl

“Wait, Eagles are gonna win by HOW MUCH?!?!”

Una publicación compartida de P!NK (@pink) el

Advertisement

Relacionados