Síguenos

Advertisement
R. Kelly

Solo dos semanas después de que Spotify implementara una política contra ciertos artistas por conducta inapropiada, la plataforma dio a conocer que esta acción será revocada. “Mientras creemos que nuestras intenciones eran buenas, el lenguaje era muy vago, creamos confusión y preocupación. Y no pasamos suficiente tiempo obteniendo retroalimentación por parte de nuestro equipo y socios clave antes de compartir los nuevos lineamientos”, se indica en el comunicado.

La nueva/vieja política de Spotify se dio a conocer cuando retiró la música de R. Kelly y XXXTentacion de sus playlists, debido a la historia de ambos artistas relacionada con el abuso sexual. La música de los raperos permaneció en la plataforma a pesar de ser dejada fuera de sus recomendaciones editoriales. Sin embargo, muchos aseguraron que la decisión de a qué artistas se iba a castigar fue sumamente parcial, ya que la política supuestamente no fue aplicada todos los que han sido acusados de los mismos delitos.

Por otra parte, Kendrick Lamar, uno de los exponentes más relevantes del hip hop y la música en general, expresó sus intenciones de retirar su música de Spotify si la política seguía vigente.

“Es importante hacer la observación de que nuestra política tenía dos partes. La primera estaba relacionada con decisiones promocionales en caso de las controversias más extremas de algunos artistas”, se indica en el comunicado.

“De eso no se trata Spotify. Nuestro no objetivo no es juez y parte. Nuestro fin es conectar a los artistas y a sus fans —y las listas de Spotify son una gran parte de cómo lo hacemos—”, dice el aviso, en donde también se aclara que no habrá implementaciones de políticas relacionadas con la conducta de los artistas. ¿Esta decisión será por convicción o por jugadores más poderosos de la industria musical?

“La segunda parte de nuestra política estaba dirigida al contenido violento. Spotify no permite contenido cuyo principal propósito sea incitar odio o violencia contra la gente con motivo de su raza, religión, discapacidad, identidad de género u orientación sexual. Como lo hemos hecho antes, seguiremos quitando el contenido que viole esos estándares”, se indica sobre parte de la política, que no es enfocada al lenguaje explícito vulgar u ofensivo, sino al discurso de odio tal cual.

Advertisement

Relacionados