Síguenos

Advertisement
Switzerland Davos Forum
Shakira en el Foro Económico Mundial, 2017.

Desde noviembre de 2017 la cantante colombiana Shakira ha estado envuelta en un escándalo por evasión fiscal a raíz de la filtración de los Paradise Papers. De acuerdo con el sitio de noticias de la BBC, su nombre apareció en la lista de los superricos que invierten grandes cantidades de dinero en centros financieros offshore * (fuera del país de residencia, en jurisdicciones opacas que favorecen la evasión fiscal).

Pero, ¿qué fue exactamente lo que hizo Shakira que ahora la tiene en riesgo de pasar un tiempo en la cárcel? Según el análisis de los documentos realizado por The Guardian, Shakira trasladó sus activos musicales, derechos intelectuales y marcas –valorados en más de 36 millones de dólares– a su sociedad Turnesol Limited, con sede en Malta.

Desde hace más de 20 años, Malta ha sido considerado un paraíso fiscal en Europa debido a los cambios que ha hecho en su marco legal para seguir ofreciendo ventajas fiscales y confidencialidad en las operaciones a las compañías y sociedades mercantiles que operan en su territorio.

Cuando salió a la luz toda esta información, los representantes legales de Shakira afirmaron que la actuación de su cliente no había estado fuera de ningún marco legal.

La información revelada a partir de los Paradise Papers dio pie a una investigación por parte de la Agencia Tributaria española, que esta semana (21 de enero) envió a la Fiscalía una denuncia contra la cantante por un presunto delito fiscal cometido entre 2011 y 2014.

De acuerdo con El Espectador, el fisco considera que durante esos años la artista colombiana residía en España y, por tanto, debía tributar en este país por la mayor parte de sus ingresos generados en todo el mundo.

Según reportó EFE -citado por El Espectador-, la inspección de Hacienda de España sostiene que entre 2011 y 2014 Shakira debió haber declarado como residente en este país, por lo que será la Fiscalía quien decida si presenta o no una querella contra Shakira. Se trata de un delito que podría ser castigado con dos años de cárcel.

El de Shakira es un caso especialmente delicado debido a las grandes montos que pudo haber evadido a lo largo de este periodo, pero no es un caso excepcional. Con frecuencia salen a la luz casos de artistas que incurren en este tipo de delitos.

Por citar un par de ellos, en julio de 2013 la cantante estadounidense Lauryn Hill ingresó a la prisión de Connecticut tras haber sido condenada a tres meses de cárcel por no haber pagado cerca de un millón de dólares en impuestos. Un año después, la cantante Ana Torroja aceptó que cometió evasión fiscal por lo que se vio obligada a pagar cerca de dos millones de dólares a la Hacienda Pública de España.

Advertisement

Relacionados