Síguenos

Advertisement
Rihanna en NY (Brent N. Clarke/Invision/AP)

Algo realmente molesto sobre los primeros 250 días del gobierno de Donald Trump es que algunas veces lo pintan como un maestro de ajedrez al nivel de Kasparov cuando en realidad es realmente fácil que se distraiga. El periodista deportivo David Roth lo describió particularmente bien a principios de esta semana en un ensayo sobre cómo la protesta muy específica de Colin Kaepernick contra la brutalidad policiaca se diluyó en un diálogo sin sentido sobre el patriotismo y la unidad:

Parecía que una vez más, mientras el discurso se escindía en una no-conversación cada vez más calurosa sobre lo poco educada que era esa protesta y las libertades que se estaban tomando ciertos atletas, iba a ocurrir lo de siempre: Trump metiéndose muy lenta y confiadamente todas las piezas de ajedrez en la boca, una por una, porque cree que son Tootsie Rolls con formas raras.

Mientras que un país entero pasó el fin de semana preocupándose principalmente sobre si arrodillarse durante el himno nacional era o no una falta de respeto a las tropas y el ejército, Puerto Rico fue completamente devastado por el huracán María. Pocas veces había sido más vital que Trump mantuviera la mirada en la bola, y Rihanna decidió ayudarlo a enfocarse en lo que realmente importaba.

Ella recurrió a Twitter, donde incluso las cuentas anónimas antisemitas logran meterse al radar del presidente, para recordarle a Trump que la gente está sufriendo en Puerto Rico. Rihanna lo tagueó en un tweet que incluía la portada de ayer del Daily News y escribió "no dejes que tu pueblo muera así". También le posteó un emotivo video de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, discutiendo la crisis humanitaria en suelo estadounidense.

Dear @realDonaldTrump I know you've probably already seen this, but I just wanted to make sure! Don't let your people die like this. pic.twitter.com/mDO848JAUx — Rihanna (@rihanna) September 28, 2017
--- @realDonaldTrump ----> https://t.co/fE1Rd3bMDp — Rihanna (@rihanna) September 27, 2017

Cuando esta nota fue escrita, la mitad de los residentes de la isla no contaban con agua corriente y el 97% seguían sin electricidad (según CNN). El huracán ha cobrado 16 vidas, pero un experto en desastres naturales anticipa que la cifra podría escalar a los cientos de personas.

Trump posteó o retuiteo 20 tweets relacionados con atletas profesionales y protestas sobre el himno el fin de semana y no dijo nada sobre las consecuencias del huracán. Cuando finalmente se pronunció al respecto con un poco más de profundidad que los acostumbrados mensajes de "nuestro corazón está con ustedes", Trump minimizó a la isla por sus crisis económicas y la contrapuso con la recuperación de los estados de Texas y Florida. Y fue hasta el día de hoy, bajo presión extrema, que condonó el Jones Act, que imponía regulaciones de envío que hacían que enviar suministros y bienes a Puerto Rico fuera innecesariamente difícil y que ya había sido condonado en desastres anteriores.

Advertisement

Relacionados