Síguenos

Advertisement
Singers Taylor Swift, left, and Lorde attend the Vanity Fair Fair Oscar Party at the Wallis Annenberg Center on Sunday, Feb. 28, 2016, in Beverly Hills, Calif. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)

Lorde se encuentra a la mitad de un vasto tour de medios para promocionar su gran segundo álbum, Melodrama. No me puedo imaginar qué se siente hablar tan extensamente de tu trabajo, tu vida y tus amistades sin caer en los mismos clichés. Así que hay que darle crédito a Lorde, porque parece estar muy comprometida con hacer esta práctica tan tediosa lo más interesante posible. En un perfil que le hizo The Guardian, el autor Tom Lamont la describe como una muy buena conversadora, que siempre tratará de buscar la frase correcta que salga de lo común y corriente o la analogía perfecta.

Ella está siempre impecablemente alerta. En las conversaciones lanza nuevas ideas con el entusiasmo de un alumno de primer semestre que logró inscribirse a su clase soñada. Ella busca la mejor frase o analogía, pero esto no siempre es necesario porque es muy buena improvisando.

¡Para un escritor y un lector esto es extraordinario! No hay nada peor que leer un perfil o armar una historia donde el sujeto no está interesado o solamente te tira frases claves de su boletín de prensa. Pero hay momentos en los que una entrevista más audaz puede llevar a enunciados confusos que deseas que nunca se hubieran dicho. Esto es lo que Lorde dijo de su experiencia como amiga de Taylor Swift:

“Es como tener un amiga con alergias muy específicas. Hay algunos lugares a los que no puedes ir con ella. Algunas cosas que no puedes hacer. Hay ciertas consideraciones específicas que tienen que tenerse en mente en esta amistad. Es como tener una amiga con una enfermedad autoinmune”.

Bueno, más o menos podemos entender a qué se refiere con esto, ¿no? No está tan claro si está hablando de las limitaciones públicas de ser súper famosa o del muy particular gusto de Swift para elegir planes, pero probablemente no quería usar una frase como “enfermedad autoinmune”. Sin importar que tan madura nos haya parecido Lorde siempre, hay que recordar que sólo tiene 20 años. Además esta es probablemente la historia de "estrella pop comparada con una enfermedad" más linda que nos haya dejado el fin de semana.

Advertisement

Relacionados