Síguenos

Advertisement
Foto: Frazer Harrison / Getty Images

Por más que quisiéramos verlo de otra manera, sabemos que el mundo se divide en bullies y bulleados. Esta vez fueron las fans de Justin Bieber quienes de pronto se dieron cuenta de las ventajas de vivir en la era de la posverdad. Ignorando cualquier dato, cifra o hecho comprobable decidieron emprender una campaña contra Luis Fonsi porque no les gustó que la versión original de “Despacito” destacara en el top mundial de Spotify en lugar del remix en el que Justin Biebier canta en español.

Link: ¿Será que "Despacito" es la única palabra en español que conoce Justin Bieber?

La campaña de odio de las beliebers se tradujo de inmediato en el hashtag #LuisFonsiIsOverParty. ¿Sus argumentos? "Gracias al remix con Justin la canción de "Despacito" llegó al número uno. Solo nunca hubiera podido", dijo una de ellas en Twitter. Por supuesto, se trata de ignorar los hechos: la canción había sido un éxito desde las primeras semanas de su lanzamiento y estaba en el top 20 en Estados Unidos, México y al menos 14 países no hispanoparlantes, según reportó Spotify.

Pero los datos no sirven para contener la furia de las beliebers. Muchas de ellas han afirmado que el puertorriqueño incluso “se aprovechó” de la fama de Justin. El hecho de que “Despacito” sea una canción escrita por Luis Fonsi por supuesto tampoco importa.

Como era de esperarse, las fans de Luis Fonsi no se quedaron calladas. En cuanto se enteraron de que estaba siendo bulleado salieron de inmediato a tomar posiciones defensivas y entonces… inició la guerra.

Una guerra muy divertida, por cierto, sin la que no tendríamos tweets como estos:

Why y'all gringas pressed? Lmaooo It's not even Justin's song. Stop whining and keep taking your spanish classes #LuisFonsiIsOverParty pic.twitter.com/N7e2zv4FTe — zAyN (@galoregui) May 29, 2017  
lol all these little white girls are mad at Luis Fonsi bc he claims his own song #LuisFonsiIsOverPartypic.twitter.com/dUTbEB1lsT — Mario (@itsmemario27) May 29, 2017

Hasta el momento, Spotify no ha aclarado por qué el remix de “Despacito” con Justin Bieber quedó fuera de su lista mundial (durante tres horas, por cierto), pero la canción ya está nuevamente en ese histórico número uno que la convirtió en la primera canción en español en ocupar ese lugar desde “Macarena”.

Lee: “Despacito”, primera vez en 20 años que una canción en español alcanza el histórico número 1 en la lista Billboard Hot 100.

Este nuevo episodo de Luis Fonsi contra los bullies no hace sino confirmar nuestra teoría sobre la división del mundo. Incluso hoy, cuando su canción es un hit en Letonia, Estonia, Islandia, Hong Kong y muchos otros países en donde no tienen idea qué significa la palabra “despacito”, el puertorriqueño no consiguió librarse del delirio bully, el mismo que lo persiguió en su infancia, cuando a los 11 años se mudó de Puerto Rico a Orlando. “Fue todo un reto, aprender un nuevo idioma, ir a una escuela en inglés, adaptarse a un sistema educativo distinto. Viví bullying, discriminación, racismo. Todo. Y lo atravesé. Todo esto me hizo madurar más rápido y enfocarme más en la música y los deportes, mis dos pasiones”, dijo en entrevista para El Clarín.

Aún son muchas las conversaciones que el éxito latino más relevante en décadas va a generar. La semana pasada, por ejemplo, se volvió viral un video en el que Justin Bieber interpreta "Despacito" durante un show junto a Chainsmokers, en el que dice: “Despacito, I don’t know the words so I say ‘poquito’, I don’t know de words so I say ‘Doritos'”.

El video generó fuertes críticas al considerar que la actitud de Bieber era poco respetuosa e incluso racista. Pero en una entrevista reciente con Rolling Stone, Fonsi perdonó a Biebs por la burla. "Ese coro no es fácil de cantar, incluso para quienes hablamos español como primera lengua”, dijo.

Advertisement

Relacionados