Síguenos

Advertisement
Foto: Chris Pizzello / Invision / AP

Justin Bieber lleva un rato intentando rentar una casa en Beverly Hills. Con ese propósito, el cantante está ofreciendo la nada despreciable cantidad de 100 mil dólares al mes. Extrañamente, ningún propietario de casas en la zona se ha interesado en su oferta.

Según reportó Page Six, ninguno de los dueños de viviendas en la zona lo quiere tener de inquilino debido al especial esmero que Bieber ha puesto en construirse una reputación como destructor de mansiones.

Los dueños de casas de Beverly Hills han llegado incluso a formar un Frente Unido para No Rentarle a Justin Bieber (bueno, no se llama así, pero casi) o una especie de coalición en la que han acordado no alquilarle al cantante canadiense.

La penosa situación de Bieber salió a la luz cuando miembros del personal de un hotel en Beverly Hills revelaron a Page Six que el cantante se encuentra prácticamente refugiado en este lugar, donde ya tiene pagada una habitación por poco más de un año.

El trabajador de una inmobiliaria reveló que Justin quiere alquilar una gran propiedad, pero muchos de los dueños de este tipo de casas han optado por no permitir que lo haga. "Cualquiera pensaría que todos desean tenerlo de inquilino –en especial si está dispuesto a pagar 100 mil dólares al mes– pero él y su séquito tienen una reputación de destructores y después no quieren pagar por las reparaciones de los daños”.

Así pues, los huéspedes del hotel donde se encuentra no hacen sino voltear dos veces para cerciorarse de que el chico despeinado, en pants y con tatuajes al que han visto desayunando a solas es, efectivamente, Justin Bieber.

Y es que no han sido pocos los Bieber-gates: en 2014 el cantante dio la nota tras ser arrestado en Miami por conducir en estado de ebriedad, después aventó huevos a la casa de un vecino en California e hizo un montón de fiestas que se salían de control, como aquel famoso after de los Grammys en 2015, evento al que asistieron Nicki Minaj, French Montana, Chris Brown, entre otros famosos. Como en tantas ocasiones, la casa terminó hecha pedazos.

Advertisement

Relacionados