Síguenos

Advertisement
Japan Earns Sony

A principios de 2016 comenzó a realizarse un ejercicio mediante el cual el gobierno británico solicitó a las empresas u organismos públicos del Reino Unido con más de 250 empleados que revelaran los datos referentes a la brecha salarial entre hombres y mujeres.

De acuerdo con EFE, todas las compañías tenían hasta el 5 de abril de 2018 para presentar su informe, cuyo objetivo es el de corregir este tipo de disparidades.

En enero de este año sólo 5% de las compañías con esta obligación habían divulgado sus datos, lo cual arrojó un saldo favorable a los hombres en relación con las mujeres de hasta 65%.

Y las grandes disqueras no fueron la excepción. A principios de este mes, Sony, Warner Music y Universal Reino Unido publicaron sus estadísticas de brecha salarial basada en el género, lo cual reveló diferencias de hasta 49% a favor de los hombres.

Las cifras publicadas corresponden a las diferencias porcentuales en el salario neto por hora, el pago de bonificaciones y los aumentos salariales a lo largo del tiempo.

De acuerdo con Music Business Worldwide, la diferencia promedio entre estas tres disqueras es de 33.8%, que corresponde al 29.8% en el caso de Universal, 22.7% en Sony y un escandaloso 49% en Warner.

Otro diferencia significativa se encuentra en el porcentaje de hombres y mujeres que ocupa puestos ejecutivos: en Warner sólo 26% de las mujeres ocupan estas posiciones, que parecen estar reservadas para hombres, pues ellos tienen 74% de estas.

Las cosas no cambian mucho en Sony, donde sólo hay 36% de mujeres a la cabeza, pues los jefes son los hombres, con 63% de estos puestos. Lo mismo en Universal: 70% de los directivos son hombres, y sólo 30% mujeres.

Tras darse a conocer estos números escandalosos, a las disqueras no les ha quedado otra opción sino la de emitir declaraciones al respecto. En el caso de Warner, la vicepresidenta europea de recursos humanos de la compañía, Masha Osherova, dijo:

"Nuestras cifras actuales de brecha salarial basada en el género dejan muy en claro la necesidad de acelerar los cambios dentro de nuestra compañía. Durante los últimos tres años, nos hemos centrado en hacer de Warner una organización más dinámica y con visión de futuro. Si bien hemos logrado un progreso real en diferentes áreas, somos conscientes de que aún queda mucho por hacer, en especial si vamos a ser tan diversos e inclusivos como aspiramos a ser y si queremos aumentar el número de mujeres en puestos de liderazgo”.

Estos números se suman a los datos que han sido revelados recientemente en relación con el lugar de las mujeres en la música y en las industrias creativas en general, donde la exclusión y la discriminación es brutal.

Por mencionar sólo algunos estudios: la plataforma feminista Ruidosa revisó los carteles de los festivales musicales en Latinoamérica durante 2016 y 2017 y encontró que la participación masculina es de 78% y la femenina de 12%.

Por su parte, los organizadores del festival Grrrl Noise encontraron que la ausencia de bandas femeninas en los carteles no es un problema sólo de México o Latinoamérica sino un asunto global, pues simplemente no existen festivales enfocados al talento femenino. Aunado a eso, en 2017, ocho de cada 10 headliners de los 14 festivales más grandes fueron bandas masculinas. Coachella 2016 tuvo 168 actos masculinos, y sólo 60 femeninos; Ultra Festival 2016 tuvo sólo 20 actos femeninos contra 198 actos masculinos.

A principios de año, el Grammy fue objeto de críticas tras darse a conocer que a lo largo de los últimos seis años, 90.7% de los nominados habían sido hombres y sólo 9.3% mujeres. El estudio, realizado por la Universidad de California, demostró también que sólo 12% de las 600 canciones más exitosas durante el mismo periodo habían sido compuestas por mujeres.

Advertisement

Relacionados