Síguenos

Advertisement
(Photo by Jordan Strauss/Invision/AP)

Este mes, en el artículo de portada de la revista Complex, André 3000 le dio a los lectores un poco de contexto para entender por qué se está tomando una pausa de la industria musical.

En dicha entrevista, André reveló su nueva responsabilidad como Director Creativo para la compañía sueca de tenis Tretorn. El coqueteo de la estrella del rap con la industria de la moda no es nada nuevo; en 2008 lanzó una línea de ropa inspirada en las preparatorias privadas llamada Benjamin Bixby, y previo a eso hizo una alianza con Big Boi para lanzar la compañía de ropa Outkast Clothing Co. Ninguno de estos proyectos despegó.

Sin embargo, el nuevo trabajo de André en Tretorn parece ir en serio y, gracias a este, el rap rarito está perdiendo a uno de sus pioneros.

André le dijo a Complex que a sus 42 años (prácticamente un dinosaurio en términos del rap) prefiere estar haciendo otras cosas. Dijo que está trabajando en otros aspectos de la música, como en el estudio de la teoría musical y en aprender a tocar otros instrumentos. El rap, dijo, ya casi no le llama la atención:

“La verdad tiene que ver con una cosa de emoción y de dónde estoy parado en la vida. Me gusta ya no ser parte del rap, siendo que es una cosa que ya hice. Conforme me hago más viejo empiezo a verme alejándome cada vez más de él, de todo lo que implica sacar un disco, de la presión de estar en el estudio tratando de pensar en algo que hacer. Ahora es más bien un hobby para mí, así que ya no lo pienso de ninguna otra forma. Aún con Outkast; si no volvemos a hacer ningún disco estoy todo bien con ello. Cuando tenía 25 años me dije a mí mismo que no quería ser un rapero treintón. Ahora tengo 42 años y me siento cada vez más así. ¿Quiero realmente tener 50 años de edad y estar ahí haciendo eso? Cuando veo a otros raperos que tienen mi edad los admiro, pero me pregunto honestamente de dónde les viene la inspiración. En este punto estoy mucho más enfocado en lo que voy a estar haciendo en 10 años. Y espero en Dios que no sea rapear”.

Nosotros tenemos la esperanza que tenga la suficiente inspiración para llamar a Big Boi una última vez antes de que cumpla 50 años.

Advertisement