Síguenos

Advertisement
Mexico Coco
Exposición sobre Coco en la Cineteca Nacional

La película de animación más vista de la historia en México, Coco, ha provocado que la demanda de guitarras en Paracho, Michoacán, haya aumentado considerablemente, reportó Excélsior.

Tras estrenarse en noviembre pasado y acumular más de 15 millones de espectadores en un par de semanas, la película de Disney Pixar recaudó más de 36 millones de dólares en taquillas. Con esos números, era de esperarse que surgiera una oleada de fans en torno a la parafernalia de la cinta, especialmente entre el público infantil.

De acuerdo con Excélsior, todos los días se construyen en Paracho cientos de guitarras como las de Miguel. Los lauderos llegan a producir alrededor de 200 instrumentos a la semana.

Hay dos tipos de guitarras finas de Paracho: la de cedro y la de paloescrito, ambas con tapa de pinabete, señala un reportaje publicado en México Desconocido. La de cedro proporciona un tono agudo y la de paloescrito da uno grave, que permite mayor claridad.

Los mariachis que tocan en todo el mundo usan instrumentos fabricados aquí, pues desde este pueblo se hacen envíos a Estados Unidos, Canadá, Sudamérica y distintos países de Europa.

En Paracho hay diez grandes maestros y cerca de 150 constructores. A principios de los noventa se fundó el Centro para la Investigación y Desarrollo de la Guitarra A.C. en el que ofrecen clases gratuitas de solfeo, interpretación y ensamble para niños.
La alta demanda de instrumentos provocada por Coco empezó poco después del estreno de la película.

Un laudero local, citado por Excélsior, explica: “Muchos amigos tienen bastante pedidos de estas guitarras; hay muchas que las hacen en serie y ya no se dan abasto para cumplir con sus clientes. Las personas que llegan a los talleres preguntan si tienen guittarras como las de Coco o dónde las pueden conseguir; ahorita Paracho está de cabeza, el Coco lo trae vuelto de cabeza”.

Los lauderos que hacen guitarras inspiradas en Coco ponen especial cuidado en no hacerlas idénticas a la que diseñó Germán Vázquez Rubio para la película. Esto es para evitar cualquier controversia por derechos de autor.

Las guitarras para niños cuestan alrededor de 2 mil pesos, pero los artesanos llegan a hacer algunas bajo pedido –en las que les requieren el uso de ciertos materiales- que pueden alcanzar un precio de 20 mil pesos.

Advertisement

Relacionados