Síguenos

Advertisement
Adele poses in the press room with the awards for album of the year for "25", song of the year for "Hello", record of the year for "Hello", best pop solo performance for "Hello", and best pop vocal album for "25" at the 59th annual Grammy Awards at the Staples Center on Sunday, Feb. 12, 2017, in Los Angeles. (Photo by Chris Pizzello/Invision/AP)

La Universidad del Sur de California publicó ayer (25 de enero) un estudio titulado Inclusion in the Recording Studio? (Inclusión en el estudio de grabación) en el que revisa los patrones que han seguido –en términos de raza y género– las nominaciones de los premios Grammy en el periodo de 2013 a 2017.

El estudio encontró que los nominados hombres representan el 90.7%, mientras que las nominaciones a mujeres equivalen únicamente al 9.3%.

Siguiendo el mismo criterio de evaluación, el reporte, citado por el sitio de entretenimiento The Wrap, revisó también 600 canciones en las listas de éxitos de Billboard Hot 100 de 2012 a 2017. El hallazgo reflejó también la desigualdad de género en las listas de popularidad: de esta muestra, sólo 22.4% son canciones de mujeres.

"Las voces femeninas están ausentes en la música popular. Este es otro ejemplo de lo que vemos en todo el ecosistema del entretenimiento: las mujeres son llevadas al límite o excluidas del proceso creativo", dijo el profesor Stacy L. Smith, responsable de la investigación.

De acuerdo con la nota sobre la investigación, publicada en el sitio de la Universidad de California, las compositoras y productoras femeninas están menos presentes en la industria musical: sólo 12% de las 600 canciones más exitosas de los últimos seis años fueron compuestas por mujeres, mientras que sólo 2% fueron producidas por estas.

"La falta de compositoras y productoras femeninas representa una epidemia de invisibilidad en la que las mujeres son desplazadas de papeles creativos tanto en el cine, la televisión y la música. Es por esto que las canciones que encabezan la agenda –al igual que muchas otras formas de entretenimiento– reflejan una perspectiva mayoritariamente masculina”, señaló Smith.

Sobre el objetivo que persigue su estudio, los investigadores explicaron que buscan trabajar con miembros de la industria para seguir explorando el tema, aprovechando los conocimientos teóricos y empíricos de la Iniciativa de Inclusión de la escuela de periodismo de Annenberg (perteneciente a la Universidad de California).

“Nuestra meta consiste en reconocer la exclusión y crear un cambio sistémico a gran escala”, dijo Leah Fischman, presidenta de la Junta de Iniciativas de Annenberg.

Advertisement

Relacionados