Síguenos

Advertisement
Foto: Lintao Zhang / Getty Images for Bacardi.

A principios del año, Bacardí y Major Lazer anunciaron el inicio de un acuerdo comercial que tendría como eje la iniciativa Sound of Rum, la cual busca ser un punto de encuentro entre la música y el ron a través de conciertos, tracks, experiencias multimedia, un documental y una botella de ron de edición limitada inspirada en el trío.

En días recientes, Jillionaire, DJ y productor de Trinidad y Tobago, y miembro de Major Lazer junto con Diplo y Walshy Fire, reveló algunos detalles al respecto: “Me gusta tomar ron de manera responsable, por lo que estaba muy emocionado con esta alianza desde que se concretó”, dijo a Billboard. “Yo soy de Trinidad y allá tomamos mucho ron. Me parece genial trabajar con Bacardí, una de las marcas de licor más antiguas del mundo, caribeña, con la que Walshy Fire (de Jamaica) y yo compartimos raíces”, señaló.

Y aunque los patrocinios en la música se han vuelto muy frecuentes, la diferencia con años anteriores es que las marcas hacen un esfuerzo por ofrecer experiencias distintas como parte de su estrategia de marketing. Sin embargo, y con todo el camino recorrido, no hay fórmulas para el éxito. Un ejemplo de ello es la alianza entre U2 y Apple. En otoño de 2014, la banda irlandesa anunció un ambicioso acuerdo por 100 millones de dólares con esta empresa junto con la disquera Universal para lanzar de manera gratuita el álbum Songs of Innocence, el cual fue descargado por 2 millones de usuarios.

A pesar de que en un principio sonaba como una idea innovadora, la negociación comenzó a generar una serie de disgustos entre muchos otros clientes, quienes argumentaron que se trataba de una imposición: de pronto el álbum se encontraba en sus listas sin su aprobación. Además, Apple cometió el error de dar por sentado que los usuarios estarían satisfechos cuando muchos de ellos no están familiarizados con U2. La empresa asumió su responsabilidad y se vio orillada a crear un sitio que permitiera a sus clientes borrar el disco de sus dispositivos.

Un ejemplo interesante de una campaña de patrocinio a nivel local es el de Bancomer con Café Tacuba. En noviembre de 2016, el Grupo Bancomer BBV anunció “el concierto más alto de la historia”, a pocos meses de haber inaugurado la Torre Bancomer de Reforma, en la Ciudad de México. Para la celebración de #ElConciertoMásAlto, Café Tacuba fue invitado como show principal. Esta negociación se realizó en conjunto con la estación de radio EXA FM, que fue la encargada de seleccionar únicamente a 20 asistentes. El concierto, transmitido por Facebook Live y Twitter, se efectuó el 1 de diciembre de ese año en el helipuerto del rascacielos y la banda sólo tocó ocho canciones. Hasta la fecha, la imagen de Café Tacuba sigue siendo usada por Bancomer como parte de sus campañas publicitarias.

Acá puedes ver el concierto más alto de la historia:

Café Tacvba - #ElConciertoMásAlto Torre Bancomer Completo

Advertisement