Síguenos

Advertisement
Foto: Chris Pizzello / AP

Warner Bros, la disquera de Prince desde su álbum debut For You (1978) hasta principios de los noventa, acaba de subir varios de los videos del músico a YouTube.

Y en febrero pasado, a menos de un año de su muerte, los representantes de Bremer Trust, el banco de Minnesota encargado de administrar su patrimonio, volvió a poner todo su catálogo en Spotify, una de las plataformas de streaming a las que Prince se oponía fervientemente por considerar que devalúa el trabajo de los músicos.

En esta nueva afrenta contra la postura de Prince sobre las plataformas digitales, Warner subió a su canal oficial de YouTube algunos videos de la época en que Prince formaba parte de su catálogo.

Poco antes de morir, Prince dijo en Twitter: “Ya que YouTube no paga tarifas de licencia justas, ¿no es esta una pregunta absurda?”, en respuesta a quienes lo criticaron por haber retirado sus videos de esta plataforma.

La inexistencia de un testamento o un plan para el lanzamiento de su música inédita ha provocado una verdadera pelea callejera en torno al patrimonio de Prince. Recientemente, Warner publicó también una reedición de “Purple Rain”, además de un disco con material inédito.

“Pero un conflicto en el patrimonio de Prince sobre un trato de 31 millones de dólares con Universal por los derechos de la música significa que gran parte de la bóveda con material inédito en Paisley Park podría no salir a la luz durante meses o incluso años”, señaló The New York Times.

Esta es sólo una de las batallas legales en torno al patrimonio de Prince. Roc Nation (Tidal) se encuentra en pelea con Bremer por no querer respetar el acuerdo que tenían con las disqueras de Prince, NPG Records y NPG Publishing, el cual consistía en entregar cuatro álbumes para ser lanzados en exclusiva por Tidal. Dos de ellos, Hit and Run: Phase 1 y Hit and Run: Phase 2, alcanzaron a ser lanzados antes de su muerte.

Roc Nation alega que Prince había concedido los derechos de streaming de su catálogo a través de NPG, pero nunca se hicieron copias de esos acuerdos. Sin embargo, la compañía fundada por Jay-Z presentó un contrato firmado en el que claramente obtiene los derechos de distribución de estos últimos cuatro álbumes.

“Estoy convencido de que puedo encontrar nuevas maneras de distribuir mi música” dijo Prince al Daily Mirror en una entrevista exclusiva concedida en 2010.

Desde entonces, el músico rechazaba los términos en que los medios digitales estaban distribuyendo la música. “Internet está muerto. No veo por qué tengo que dar mi música a iTunes o a cualquier otra compañía si no están dispuestos a pagar un adelanto por ello y encima se enojan porque no se las doy”, dijo.

Incluso antes, en 2007, Prince declaró su intención de presentar demandas contra YouTube, eBay y The Pirate Bay, pues prohibió que estos sitios la usaran. También se negaba a dar su música a tiendas legales como eMusic o iTunes.

En la búsqueda de formas independientes de distribución, Prince regaló su álbum 20TEN (NPG Records, 2010) en un CD a través del Mirror y otros periódicos europeos.

Advertisement