Síguenos

Advertisement
(AP Photo/Achmad Ibrahim)

La revista Rolling Stone publicó un recuento de los últimos días del líder de Linkin Park Chester Bennington, entrevistando a algunos de sus amigos y colaboradores más cercanos. Es una lectura desgarradora en la que muchos de sus seres queridos describen sus interacciones más recientes con él como positivas, de pensamiento optimista y ostensiblemente saludables.

El cantante intercambió mensajes de texto con Robert DeLeo de Stone Temple Pilots (Bennington formó parte de la banda en 2013-2015) días antes de su muerte, los cuales DeLeo describe como "amorosos, positivos, con miras hacia el futuro, con pláticas sobre envejecer y ese tipo de cosas”. El coordinador de las giras de Linkin Park, Jim Digby, también fue tomado por sorpresa por la noticia, sugiriendo que Bennington parecía estar más sano que nunca. "Teníamos al Chester más vivo y presente que yo vi en mi historia de 15 años y medio con la banda”, dijo Digby. "Podría decirse que tenía la mejor condición física de su vida".

Sin embargo, algunos de sus amigos también retomaron detalles que sugerían que Bennington no le estaba pasando tan bien como proyectaba al mundo. El cantante entró a rehabilitación en 2006 y supuestamente estuvo sobrio a partir de ese momento, pero algunos amigos le dijeron a Rolling Stone que recayó el año pasado. Ryan Shuck, un gran amigo de Bennington que tocaba la guitarra en su proyecto alterno Dead by Sunrise, recuerda una serie mensajes de texto que sugerían que estaba luchando contra algo:

Pero Bennington también le mandó a Shuck, quién había tenido sus propios problemas de alcoholismo, mensajes de texto que suenan ominosos en retrospectiva: "Estaba describiendo el minuto a minuto de una batalla contra una adicción. Cuando me acuerdo de ello, me horroriza. Me estaba diciendo con lujo de detalles lo que hacía durante la primera hora en la que se le antojaba beber: ‘básicamente tengo que tomarlo una hora a la vez todos los días’.

Shuck también le restó importancia al hecho de que Bennington se haya suicidado en lo que hubiera sido el cumpleaños número 53 de su amigo Chris Cornell. "Pudo ser parte del problema, sí, pero una parte muy pequeña", dijo Shuck. "Creo que ese es simplemente otro evento horrible que se queda en tu subconsciente. Es leña que alimentó un fuego que ya estaba encendido".

Mientras tanto, Toni, la hija de Cornell, apareció en Good Morning America hoy por la mañana e hizo un muy bonito tributo para su padre y para Bennington. Cantó "Hallelujah" con OneRepublic, y lo puedes ver abajo.

Advertisement