Síguenos

Advertisement
(Photo by Chris Pizzello/Invision/AP, File)

¡Las bolas de Bieb vuelven a ser noticia! Los testículos de Justin Bieber, la División de Derechos Humanos de Nueva York y una cláusula de despido injusto son los ingredientes de esta demanda maravillosamente rara en Long Island. Esta es la historia: al parecer, Bieber ingresó a la clínica Northwell Health en Great Neck, Nueva York, en mayo, después de supuestamente haberse lesionado jugando futbol. Su visita de emergencia a este hospital de Long Island despertó rumores de que el cantante canadiense estaba buscando tratamiento para una enfermedad de transmisión sexual.

De acuerdo con TMZ, la empleada del hospital Kelly Lombardo supuestamente revisó el historial médico de Bieber después de escuchar el chisme sin fundamentos de la ETS del artista. Poco después fue despedida, por ser una “empleada inmoral”. Sin embargo, Lombardo niega haber hecho lo que se le imputa y metió una demanda por despido injusto, afirmando que nunca tocó el historial de Justin y que la razón principal de su despido fue una cuestión de género. Su abogado, David H. Rosenberg, le dijo a TMZ: “Mi cliente nunca revisó el historial médico del Sr. Bieber y aún así fue despedida por hacerlo”.

En otras noticias sobre los genitales de Bieber, aparecieron fotos del cantante de "Never Say Never" desnudo en la cuenta hackeada de Instagram de su ex-novia Selena Gomez. El post incluía la frase "lil shrimpy" (“pequeño camaroncito”).

SELENA'S INSTAGRAM GOT HACKED IM LAUGHING pic.twitter.com/irTVVa9B2k — fatima (@heardtroye) August 28, 2017

Advertisement