Síguenos

Advertisement
Foto: Chris Pizzello / Invision / AP

La decimoctava edición del Grammy Latino –sin duda la fiesta más importante de la música latina en el mundo– reunió ayer (16 de noviembre) a tres mil personas en el MGM Grand Garden de Las Vegas, Nevada, donde la comunidad de artistas recordó a todos que la solidaridad y la unión es la principal fuerza de los latinos.

Los anfitriones de la ceremonia fueron Jaime Camil y Roselyn Sánchez. La Academia eligió a un actor mexicano y a una actriz puertorriqueña para representar a las dos regiones más afectadas por los sismos y los huracanes este año.

Con una producción espectacular y una serie de shows del más alto nivel, la gala del Grammy Latino estuvo repleta de momentos memorables. Hubo mucha política, llamados a la únión y un contundente reclamo de Lin-Manuel Miranda a la Casa Blanca por haberse olvidado de Puerto Rico. “Los puertorriqueños también somos seres humanos”, dijo al recibir el reconocimiento especial por parte del Presidente de la Academia.

Lee: La música dejó de sonar en Puerto Rico.

En lo musical, Residente dedicó su interpretación de “Hijos del Cañaveral” a su natal Puerto Rico, y subrayó: “Estamos aquí para decirles que Puerto Rico no se levanta porque Puerto Rico siempre ha estado de pie”. Por su parte, el rapero cubano Danay Suarez interpretó "Yo aprendí", junto con algunos de los nominados a Mejor Artista Nuevo.

La superestrella del reggaeton, Maluma, tuvo su momento al cantar “Felices Los 4", mientras que Juanes se unió al rapero Logic y a la cantante Alessia Cara para interpretar “1-800", el remix en español que busca ayudar a las personas que han atravesado por situaciones difíciles al punto de considerar el suicidio. Juanes, por cierto, rompió el récord de 21 premios al llevarse el Grammy por Mejor Álbum de Pop Rock.

Lee: Logic y Juanes graban una canción contra el suicidio.

Otros grandes momentos de la noche estuvieron a cargo de Alejandro Sanz y el grupo de treinta dreamers con quienes interpretó “Corazón Partío”. La fiesta en grande la armaron Bad Bunny, French Montana, Steve Aoki y J Balvin, quienes interpretaron los éxitos del colombiano “Si tu novio te deja sola”, “Inolvidable” y "Mi gente".

La canción de la noche fue, por supuesto, “Despacito”, que fue interpretada por Luis Fonsi, Victor Manuelle, Bomba Estereo y Diplo. El tema que cruzó fronteras y puso al mundo entero a cantar en español fue reconocida con cuatro gramófonos: Grabación del año, Canción del Año, Mejor fusión/interpretación urbana y Mejor video musical versión corta.

Al recibir uno de los premios, Luis Fonsi dijo: "Este premio es para todos y, especialmente, para aquellos que no suelen ser reconocidos durante estos premios, como los ingenieros".

Lee: Efecto "Despacito", el éxito latino de la década.

Alejandro Sanz dedicó su reconocimiento como Persona del Año a los jóvenes que hasta ahora están protegidos por DACA (programa de acción diferida que les permite estudiar y buscar trabajo a quienes entraron a Estados Unidos siendo niños), habló de lo injusto que es pensar que se pretenda eliminar este programa y señaló que es el deber de todos defender a estos chicos.

Al recibir el premio de Mejor álbum urbano, Residente dedicó el premio a los verdaderos raperos (MCs) y dijo: “El arte no tiene nada que ver con los números. Les pido a todos que dejen de centrarse en el número de seguidores, la cantidad de visitas y empezar a hablar más sobre la música, los escritores y los productores”.

Lee: Residente rapea a favor de los inmigrantes en el video de Hamilton.

La decimoctava edición del Grammy Latino tuvo como tema central “El poder de la músca”, lo cual puso sobre la mesa la reflexión en torno al papel determinante de los artistas latinos durante el llamado de auxilio tras los devastadores sismos y huracanes que dejaron a miles de personas sin hogar.

En el caso de Puerto Rico, Luis Fonsi, Daddy Yankee, Tego, Residente, Lin-Manuel Miranda y muy especialmente Ricky Martin reaccionaron de manera ejemplar al acudir directamente a ofrecer ayuda y al convocar a sus seguidores a hacer donaciones.

En México fueron Café Tacuba, Molotov, Zoé, Calibre 50, Sonora Dinamita, Tania Libertad, Eugenia, León, Lila Downs, Susana Harp, entre muchos otros, pusieron de manifiesto el poder y el alcance que la música puede tener en momentos de crisis.

Consulta aquí la lista completa de ganadores del Grammy Latino 2017.

Advertisement