Síguenos

Advertisement
Foto: John Shearer / Invision / AP

En los últimos meses, la Academia de Grabación, encargada de otorgar los Grammy Awards, que son reconocimientos a las obras y artistas más sobresalientes de la industria musical, ha estado anunciando una serie de cambios importantes en su proceso de evaluación y de nominaciones.

Esta vez, incluso, cambiarán de sede, y se celebrarán el 28 de enero de 2018 en el Madison Square Garden de Nueva York. Otras de las modificaciones, anunciadas en un boletín publicado esta semana, tienen que ver con las reglas y regulaciones para otorgar los premios e incluyen la implementación de la votación en línea para la designación del reconocimiento en la categoría Álbum del Año. También se establecerán Comités de Revisión de Nominaciones para las categorías Rap, Instrumental contemporáneo y New Age.

De acuerdo a lo mencionado en el boletín, por primera vez todos los miembros votantes emitirán su decisión en línea en lugar de votar en papel, como se había hecho los últimos 59 años. “Esta transición proporcionará a los más de 13,000 miembros votantes de la Academia de Grabación un acceso y flexibilidad sin precedentes, pues eliminará la posibilidad de emitir votos que puedan ser invalidados y dará mayor seguridad contra el voto fraudulento”, señala el documento.

Bajo las nuevas reglas, todos los creadores musicales (compositores, productores, ingenieros de mastering, ingenieros de mezcla y músicos invitados) cuyo trabajo tenga su crédito en al menos 33% del tiempo de reproducción en el álbum, podrán ser candidatos a recibir un Grammy en la categoría Álbum del Año. Esto, increíblemente, no pasaba en ediciones anteriores, por lo que se trata de un avance significativo: un cambio que hace justicia y reconoce la labor creativa de un mayor grupo de gente involucrada en la realización de una obra.

En lo que respecta a los nuevos Comités de Revisión de Nominaciones para las categorías Rap, Instrumental contemporáneo y New Age, estos se integran a los comités que la Academia de Grabación ha establecido desde 1989 en 15 diferentes categorías. Esto busca eliminar los sesgos basados en la popularidad de ciertos participantes, lo cual ponía en desventaja a artistas emergentes o a la música independiente.

Por enmiendas no paramos este año: a partir de ahora la definición de álbum elegible para un Grammy se amplió para permitir que obras de música clásica, danza o jazz puedan ser incluidas. “Para ser considerado para un GRAMMY, un álbum debe comprender un tiempo de reproducción mínimo de 15 minutos con al menos cinco tracks distintos o también puede tratarse de un álbum con un tiempo total de reproducción de al menos 30 minutos sin un requerimiento específico en cuanto al número de tracks”, aclara la lista de enmiendas.

De no ser por estas modificaciones, nunca nos habríamos enterado tan a detalle de las reglas para los Grammy. Anteriormente, su definición de álbum sólo consideraba un tiempo de reproducción de 15 minutos con al menos cinco tracks, pero este cambio da una mayor posibilidad de inclusión a músicos que producen piezas más largas, en especial de géneros como la música clásica, danza o jazz, que regularmente eran descartados.

Como regla general, sólo se permitía el registro de una versión de un track en la categoría Mejor Composición para Película, TV u Otro Medio Visual, pero a partir de ahora se hará una excepción en este campo y se permitirá que la versión para la película participe en esta categoría sin tener que quedar descartada en caso de concursar en otras categorías. En el caso del Mejor Soundtrack para medios visuales, las nuevas reglas requieren que 51% de la música de estos álbumes haya sido grabada ex profeso para los documentales o biopics que la contengan.

Todo suena muy civilizado hasta que le dan el Grammy a Mejor Álbum del Año a Taylor Swift.

Las nominaciones para la 60º edición de los Grammy se darán a conocer el 28 de noviembre de 2017 y la premiación en el Madison Square Garden tendrá lugar el 28 de enero de 2018.

Advertisement