Síguenos

Advertisement
Residente
Residente

Residente, quien este fin de semana obtuvo el Grammy en la categoría de Mejor Álbum Latino de Rock, Urbano o Alternativo, declaró en entrevista con el semanario The Nation que la situación en la que está Puerto Rico tras el paso del huracán María sería la misma con Hillary Clinton o Barack Obama en la presidencia. “Todos hubieran fallado de la misma manera porque a ningún presidente de Estados Unidos le ha importado nuestra situación. El hecho de que Trump sea presidente ha ayudado, porque Puerto Rico se ha convertido en un caso de caridad tras la manera en la que nos ha tratado”, aseguró el exintegrante de Calle 13.

Para René Pérez, la actitud de Trump ha funcionado como megáfono para que en el mundo se enteren de lo que pasa en la isla. “Creo que si Hillary fuera presidente, como es tan políticamente correcta, hubiera venido a Puerto Rico, se hubiera tomado una foto con algunas personas, se hubiera reunido con otras, pero al final hubiera hecho lo mismo. No olvidemos que una vez Obama vino durante cuatro horas, se marchó con un millón de dólares y nunca volvió ni dijo nada”, afirmó el músico, quien sostiene que a Estados Unidos no le interesa Puerto Rico, independientemente de Trump.

Cuando René fue cuestionado sobre qué haría si fuera gobernador de Puerto Rico, indicó que restablecería el sentido de orgullo y autoestima de la isla. “Estados Unidos no tiene respeto por nuestro país y eso tiene que ser arreglado”, explicó Residente, quien como artista considera importante tener canciones con temas sociales y políticos.

Residente también aseguró que si Bernie Sanders, quien compitió con Hillary Clinton por la candidatura a la presidencia del Partido Demócrata, se postulara de nuevo, lo apoyaría. “Ha demostrado mucho más interés en Puerto Rico (...) Está mejor informado, y eso me da más seguridad de que siento con los otros. Votaría por él”, declaró sobre Sanders, quien lo ayudó a presionar a Barack Obama para liberar a Oscar López, nacionalista puertorriqueño que en 1981 fue sentenciado a 55 años de prisión por conspiración.

“Ningún senador o candidato nos hubiera dado esos 20 minutos. Y no tenía que hacerlo, ya había perdido las elecciones primarias. Hillary no se hubiera tomado el tiempo. Ni siquiera abogó por él, dijo que no quería involucrarse en eso”, concluyó Residente sobre el caso de López, quien el año pasado recibió el perdón de Obama durante sus últimos días como presidente de Estados Unidos.

Advertisement

Relacionados