Síguenos

Advertisement
Kesha

Como parte del proyecto Universal Love, lanzado la semana pasada por MGM Resorts (empresa con sede en Las Vegas que gestiona casinos, hoteles y espectáculos alrededor del mundo), Kesha publicó el video de la canción “I Need a Woman to Love”, versión inspirada en el clásico de Janis Joplin, “I Need a Man to Love”.

La idea de cambiar de género a los personajes de canciones famosas y presentarlos en una compilación forma parte de la iniciativa de MGM Resorts para promover la inclusión y, de paso, publicitar las bodas entre personas del mismo sexo dentro de su catálogo de servicios.

Aunque Kesha no es un icono queer, muchas de sus canciones han sido convertidas en himnos de autoaceptación dentro de la comunidad LGBTQ, que también le mostró su apoyo cuando la cantante se enfrentó a su representante, Dr. Luke, en una demanda por abuso sexual y psicológico.

El video muestra a Dani y Lindsay desde la llegada a su hotel en Las Vegas y jugando en los casinos. “Cuando nos conocimos, las bodas gay no eran legales” (el matrimonio entre personas del mismo sexo se legalizó en Estados Unidos en 2015), comenta Lindsay.

A continuación Kesha oficia la boda, con documentos y siguiendo el protocolo, pues las imágenes corresponden a la ceremonia real, y no a una recreación como parte de la producción del video.

Coincidentemente, la semana pasada vimos a otra estrella pop oficiando una boda: Adele se ordenó ministra de bodas únicamente para oficiar el casamiento del comediante Alan Carr y su pareja, Paul Drayton, el cual tuvo lugar en la casa de la cantante en Los Ángeles.

En una entrevista con la BBC, Carr se mostró muy agradecido con la cantante, pues aclaró que no sólo ofició la ceremonia, sino que se hizo cargo de toda la organización del evento.

En algunos estados de Estados Unidos prácticamente cualquier amigo o conocido de la pareja puede convertirse en oficiante, sólo deben tomar un curso en línea, ordenarse ministros y listo.

Las otras canciones que fueron reinventadas para Universal Love son “He’s Funny That Way”, interpretada por Bob Dylan (la original es “She’s Funny That Way”), “And Then She Kissed Me”, cantada por St. Vincent (versión alternativa de “And Then He Kissed Me”); “And I Love Him”, a cargo de Ben Gibbard (tomada de “And I Love Her” de The Beatles); “My Guy”, cantada por Kele Okereke de Bloc Party (en vez de “My Girl”) y Valerie June interpreta “Mad About the Boy”, del compositor homosexual Noël Coward.

Actualmente Kesha promueve su álbum Rainbow, un compendio de canciones soul, rock y R&B con el que ha conseguido regresar al top de las listas de éxitos, y gracias al cual ha vuelto a ganarse el reconocimiento de la crítica especializada. Su canción “Praying” fue usado para musicalizar el llamado a favor de la lucha feminista durante la pasada edición del Grammy.

Advertisement

Relacionados