Síguenos

Advertisement
 (Photo by Amy Harris/Invision/AP)

Kendrick Lamar apareció en la última portada de la revista Rolling Stone, y dio una de las entrevistas más reveladoras desde que lanzó DAMN. en abril pasado. Kendrick habla de muchos temas, desde colaborar con Taylor Swift y Bono hasta su propia religión. En un momento de la entrevista, explica porque se ha mantenido en silencio sobre Trump, cuidándose de añadir otro eco insulso a la #resistencia:

"Es decir, es como pegarle a un caballo muerto. Ya sabemos lo que es. ¿Vamos a seguir quejándonos o vamos a empezar a actuar? Llega un punto en el que uno se cansa de hablar de ello. Te empieza a pesar; te roba la energía cuando estás hablando de algo o alguien que es completamente ridículo. Entonces en el álbum y fuera de este me propuse actuar dentro de mi propia comunidad. En el disco puse especial énfasis en no hablar de lo que está pasando en el mundo o de las situaciones en las que esto nos ha metido. Hablar de uno mismo; reflexionar antes que nada sobre uno mismo. Es de ahí de donde partirá el cambio”.

En distintos puntos de la entrevista, habla de la gente que escribe a nombre de otras personas y sobre Drake, dos temas que probablemente no son mutuamente excluyentes. Cuando le preguntan cuál es su canción favorita de Drake, Kendrick se anda con rodeos: "Tengo muchas canciones favoritas de Drake. No podría escoger una así nada más... tiene muchas". En un punto anterior le preguntan si está bien que en algún momento un rapero contrate a un escritor que se encargue de sus letras, sobre lo cual opina que depende de donde tú te estés posicionando en la industria:

"Yo he dicho que soy el mejor rapero. No puedo decir que soy el mejor rapero si tengo a alguien que escribe mis letras. Si dices que eres un tipo de artista diferente y no te importa tanto la forma artística de ser el mejor rapero, entonces date. Haz música increíble. Pero el título, ese no va a estar ahí”.

Kendrick también habla de dónde está parado respecto a un pleito que tiene una historia más concreta que sus tensiones pasadas con Drake: Katy Perry y Taylor Swift. Según dice, no sabía que treparse al remix de "Bad Blood" significaba una alianza implícita con Swift en el pleito:

"[Entre risas] No, no me di cuenta de eso, hermano. Es una gran pregunta. ¡No! Esto, por supuesto lo hace más gracioso todavía. Estas cosas van más allá de mis intereses. Tengo que mantenerme alejado de eso. Ese es un pleito de verdad [se ríe]."

Lo más importante de todo es que Kendrick habló sobre "la diferencia entre artistas negros y artistas malos”, que mencionó por primera vez en "ELEMENT.":

"Un artista malo usa música de otras personas para conseguir su aprobación. Estamos hablando de alguien que tiene miedo de crear su propia voz, que persigue el éxito de alguien más y que huye de y evita crear su propio estilo. Esto es lo que diluye el juego. No todos podrán ser un Kendrick Lamar. No te estoy diciendo que rapees como yo. Sé tú mismo. Es tan sencillo como eso”.

Toda la entrevista a vale la pena, independientemente de estos puntos clave. Léela completa aquí.

Advertisement