Síguenos

Advertisement
FILE - In this Jan. 8, 2017 file photo, Kendall Jenner, left, and Kylie Jenner arrive at the NBCUniversal Golden Globes afterparty at the Beverly Hilton Hotel in Beverly Hills, Calif. Kendall and Kylie Jenner apologized Thursday, June 29, 2017, for "vintage" T-shirts superimposing their images with those of famous musicians, including Ozzy Osbourne, Tupac and the Notorious B.I.G. The sisters began selling the shirts Wednesday online for $125 each as part of their Kendall + Kylie brand. (Photo by Rich Fury/Invision/AP, File)

Hace unos días, Kendall y Kylie Jenner fueron noticia por una mala decisión que en retrospectiva pudo haber sido 100% evitable: sacaron una línea de playeras donde sus caras, iniciales y posts de Instagram cubrían los rostros de los raperos icónicos Tupac Shakur y Notorious B.I.G. De forma casi inmediata, las hermanas empezaron a ser objeto de críticas por ello, e incluso la mamá de Biggie se les fue encima por explotar la muerte de su hijo. Eventualmente, las hermanas bajaron las playeras de su tienda online y ofrecieron una disculpa pública.

Perfecto, estarás probablemente pensando si estabas siguiendo esa historia, ya acabó. Pues no, no tan rápido. El fotógrafo Michael Miller está demandando a Kendall y Kylie porque supuestamente usaron, sin su permiso, fotos que él le tomó a Tupac. La marca de ropa de las Jenner respondió, según reporta Sky News, diciendo que las acusaciones de Miller son “completamente falsas” y afirmando que no se violó ningún derecho porque un fabricante con licencia compró playeras de Tupac que ya tenían su rostro impreso para hacer la línea de Kendall y Kylie.

Sin embargo, enterrada en el reporte de Sky News está la verdadera joya de esta terrible historia; viene incluida en el comunicado de la compañía (el énfasis es nuestro):

"Canada Inc, el fabricante con licencia de la marca K + K brand, compró una pequeña cantidad de playeras vintage con las imágenes de los cantantes previamente impresas en ellas. Sólo se vendieron 2 playeras de Tupac antes de que se detuviera su distribución".

¡Sólo dos! Así lo quiso el internet y así ocurrió (la única pregunta que queda es, ¿quién compró esas playeras y cuánto van a costar cuando inevitablemente aparezcan en venta en eBay?)

Advertisement