Síguenos

Advertisement
Kanye West

Arte, moda, música, espiritualidad, capitalismo y el valor del dinero son algunos de los temas sobre los que Kanye West reflexionará en el libro Break the Simulation, cuyo tono filosófico ya puso como locos a sus detractores, quienes aseguran que un rapero no tiene cabida en el solemnísimo y trascendental mundo de los grandes pensadores.

La noticia salió a la luz en una extensa conversación entre Kanye y su decorador de interiores, el diseñador belga Axel Vervoordt. En la charla, publicada por la revista de moda y estilo de vida Pret-a-Reporter, los dos creadores se sumergen en una reflexión profunda sobre arte, arquitectura y muchos otros temas.

De acuerdo con la publicación, Kanye está trabajando en un libro de filosofía (aunque él se inclina por definirlo como un libro en el que trabajará con conceptos amplios para aterrizarlos en nociones contemporáneas concretas) en el que la lucha entre el pasado y el futuro ocupará un lugar central.

“Tengo una opinión acerca de las fotografías, aunque yo me mantengo neutral respecto a ellas –y respecto a la obsesión de los seres humanos con las mismas– porque creo que te alejan del presente y te transportan al pasado o al futuro. Se pueden usar para documentar, pero muchas veces rebasan a las personas. La gente vive demasiado en la memoria. La gente siempre quiere escuchar la historia de algo, lo cual es importante, pero creo que se le da demasiada importancia a la historia”, dijo.

El músico ha reflexionado sobre estos temas en muchas de sus canciones, pero la idea de publicar un libro para dar continuidad y redondear ciertas ideas se trata de una muy buena noticia para sus fans.

Vervoordt aprovecha la conversación para hablar también de aquello que se gana por medio de las pérdida: “En todo lo que ganas hay algo que pierdes. Pero algunas personas siempre verán lo que no funciona como un signo de destrucción. Tenemos que aceptar la pérdida a la manera de los samurais. Entonces nada puede lastimarte. La aceptación es un proceso de aprendizaje”, señala el diseñador, a lo que Kanye responde:

“Lo que dices es muy espiritual. En Adidas, tengo a Yeezy, pero es una marca homónima. Es mi apodo. Hacemos estos tenis que se agotan todo el tiempo por lo que conseguimos ser catalogados como ‘la marca número uno’ en las listas. A mí ya no me interesa ser el número uno, deseo ser agua. Deseo estar más cerca de UNICEF o de instituciones en las que pueda usar mi experiencia para ayudar a la gente en todas las formas posibles, no para empaquetarlas en una marca”, señaló el rapero.

A la par de esta emocionante noticia sobre la publicación de su libro, Kanye West volvió a Twitter el domingo en la noche –después de un buen rato ausente de esta red social- y en una serie de tweets tocó varios temas: recordó la noche en la que presentó Saint Pablo en el Madison Square al lado de Lamar Odom, el ex jugador de la NBA que acababa de recuperarse de una sobredosis casi mortal. El rapero publicó también algunas fotos de diseños en los que está trabajando y se dio tiempo de reflexionar sobre la importancia del dinero al ser puesto en la balanza con el tiempo para uno mismo y la amistad.

Advertisement