Síguenos

Advertisement
Rob Halford

A un par de días de que la banda británica de heavy metal Judas Priest lance su decimoctavo álbum de estudio, su vocalista, Rob Halford, dio una entrevista a Excélsior en la que habló del momento por el que atraviesa la banda, la salida del guitarrista Glenn Tipton por padecer Parkinson, el odio y la intolerancia en los tiempos que corren y de su experiencia como icono del metal abiertamente gay.

El nuevo disco se llama Firepower y todo parece indicar que será otro éxito importante en la discografía del grupo, cuya trayectoria alcanza ya los 49 años. Su primer sencillo, “Lightning Strike”, se lanzó a principios de año y en poco más de una semana superó los dos millones de visualizaciones.

Para promover este álbum, Judas Priest se presentará en México el 5 de mayo, donde encabezan el cartel –junto a Ozzy Osbourne– del Corona Hell & Heaven 2018.

“Glenn, Richie Faulkner (guitarrista) y yo pasamos dos meses escribiendo el álbum, que representa lo clásico del heavy metal y nuestra historia. Sobre Glenn, él grabó en todas las sesiones. Es su disco. Le tomó tiempo porque el Parkinson se había agravado”, dijo Halford a Excélsior.

“Glenn pidió tiempo fuera para descansar, porque el mal ya era muy grave para tocar a los altos estándares que él busca. Así que platicamos y decidimos guardar su lugar para cuando se sienta mejor y pueda tocar canciones que le fascinan. Por el momento, lo que queremos es que su salud mejore y la ajetreada vida de un músico no le ayudaría”, señaló.

En lo que respecta a haberse declarado gay a finales de los noventa, dijo que hubo algunas reacciones negativas, pero que muchos de los fans siempre lo supieron y eso no implicó problema alguno en cuanto a su relación con la banda.

A sus 66 años, Halford tiene la impresión de que las comunidades de diferentes partes del mundo tienden a ser más abiertas, plurales y tolerantes. Sin embargo, reconoce que aún existen sociedades muy conservadoras en las que se prohíbe el matrimonio gay o instituciones que estigmatizan las preferencias sexuales, las cuales aún cuentan con un gran poder de convocatoria.

De forma muy marcada en el último año, la música ha estado amenaza por la violencia y el terrorismo (el atentado en el concierto de Ariana Grande, el tiroteo en Las Vegas, el ataque frustrado en el concierto de Justin Bieber, por mencionar algunos). Sobre este tema, Halford comenta: “Esto es algo que en verdad me hace enojar: que los extremistas usen las creencias como plataforma de odio y de asesinato”.

Para traer de vuelta el sonido de la banda en sus inicios, Judas Priest recurrió al productor que estuvo con ellos en esos primeros años, Tom Allom. A este productor se suma el talento de Andy Sneap, quien, con varios premios Grammy, aportó su visión para hacer los temas más comerciales.

"Creo que alcanzar este equilibrio entre el metal de la vieja escuela de Allom y el mundo de Andy se trata de una fusión extraordinaria", explicó Halford en el comunicado en el que anunciaron el lanzamiento de Firepower.

Advertisement

Relacionados