Síguenos

Advertisement
(AP Photo/Frank Franklin II)

No todos los actos en vivo pueden llenar estadios. La más reciente gira de Arcade Fire, a la que le está costando mucho trabajo llenar grandes arenas deportivas, lo comprueba y, al parecer, también lo demuestra la gira más reciente de Jay Z. Desde hace un par de semanas, se han publicado informes contradictorios detallando lo bien que le está yendo a la gira 4:44 de Jay Z. Sin embargo, los reportes iniciales no se veían tan bien, y Digital Music News escribió sobre el dolorosamente bajo precio de reventa de sus boletos.

La semana pasada, Billboard habló con Omar Al-Joulani, jefe de giras de Live Nation, quien salió a presumir que 4:44 es la gira más grande de la carrera de Jay y trató de restarle importancia a los reportes de la baja venta de boletos de dicho tour. El que Jay Z y Live Nation tengan una relación laboral de más de diez años probablemente tenga mucho que ver con esa actitud defensiva.

Pues bueno, el show de este fin de semana de Jay Z en Nueva Orleans parece haber representado otra victoria para los escépticos. Keith Spera, quien reseñó el concierto del rapero de the Brooklyn para el New Orleans Advocate, resaltó que Jay Z había presumido la gran cantidad de asistentes al evento mientras estaba en el escenario, pero que el concierto no estaba completamente vendido. El foro Smoothie King Center tiene capacidad para 17,791 personas, pero de acuerdo a Spera, sólo asistieron 13,000 personas al concierto de Jay Z. De hecho, algunas de las secciones del piso de arriba estaban vacías y “escondidas detrás de una cortina negra”, cosa que es a la vez triste y un poco inquietante.

Sin embargo, Spera habló muy bien del show de Jay Z (“El escaso público no logró llenar el foro, pero el muy maduro Jay-Z sí lo hizo”). Pero esta triste historia de bajas ventas de boletos demuestra que aún cuando Jay Z sea una leyenda viviente, tal vez hasta las leyendas tengan que replantearse su dudosa estrategia de precios.

Advertisement