Síguenos

Advertisement
Mexico J Balvin

Esta historia se remonta al pasado 25 de marzo, cuando fue publicado un video en el canal del famoso youtuber brasileño SirKazzio. El influencer publicó una serie, conformada por tres entregas, en las que entrevistó y organizó algunas dinámicas y juegos con J Balvin como invitado.

Uno de esos juegos consistía en sacar de una bolsa tres papelitos con nombres de famosos para decidir qué hacer con cada uno: casarse, matarlo o besarlo. En el clip queda claro que el juego es una gran bobada con la que el entrevistado en cuestión termina asegurando que quiere “matar” a Ozuna, porque en realidad no le quedan alternativas: de otro modo tendría que “casarse” con él o “besarlo”.

Hasta ahí todo suena tan tonto como inofensivo. Pero un desafortunado –e innecesario– comentario machista de J Balvin sobre Rihanna fue lo que provocó que las cosas fueran llevadas a otra escala.

“Rihanna no es una mujer para casarse, ella es para pasar el rato. Podría besar a Rihanna y más cosas”. Fue lo que terminó diciendo el reggaetonero colombiano. Y no adivinarían qué pasó a continuación. Oh sí, ardió internet.

Las reacciones en redes sociales ante esta expresión machista fueron incontables. Uno de los medios que volvió a poner el dedo en la llaga fue The Fader, con un extenso artículo sobre el tema publicado el 9 de abril. Y muy probablemente fue este el que impulsó a J Balvin a dejar de hacerse de la vista gorda, por lo que uno de sus voceros envió un mensaje en el que ofreció disculpas por lo ocurrido.

"J Balvin tiene un gran respeto por Rihanna, lo que ha declarado muchas veces en diversas entrevistas. En repetidas ocasiones ha dicho que es una de las artistas con las que más le gustaría trabajar. En esta entrevista en particular, que algunos descontextualizaron, tenía que responder a las opciones “besar, casar o matar”, en las que J Balvin elige para casarse a dos artistas con las que ha colaborado recientemente, Anitta y Jeon, por lo que las opciones que quedaban eran besar o matar. De ninguna manera habría querido mostrar ningún tipo de falta de respeto hacia Rihanna, en la misma medida en la que no habría querido hacer daño a los que eligió ‘matar’”.

Así pues, J Balvin se niega a reconocer su error y, en su lugar, ofrece una disculpa por un señalamiento que nadie le ha hecho. ¿Qué hace que Rihanna no sea una mujer “para casarse”? Esa sigue siendo la cuestión a la que el colombiano se niega a enfrentarse.

Otro escándalo reciente en torno a Rihanna fue el de Snapchat: la cantante los acusó de promover la violencia doméstica cuando publicaron un juego en el que invitaban a los usuarios a “pegarle” a la cantante, en alusión al episodio violento que tuvo en 2009 con su exnovio Chris Brow. El enojo de Rihanna le costó a Snapchat alrededor de 800 millones de dólares.

Advertisement

Relacionados