Síguenos

Advertisement
christmas-in-the-stars-the-star-wars-christmas-album.jpg

Los fans from hell de Star Wars seguramente lo han escuchado, pero la mayoría de los simples mortales ignoramos que en 1980 fue lanzado el inesperado álbum Christmas in the Stars: Star Wars Christmas Album, una extrañísima obra en la que se encuentran dos mundos totalmente ajenos: uno en el que tiene lugar la festividad más importantes del cristianismo con los personajes de una galaxia muy, muy lejana.

Christmas in the Stars es un álbum producido por Tony Bongiovi y Meco Monardo, los mismos que en 1977 habían lanzado la versión disco del tema de la película –y gracias al cual encabezaron durante dos semanas la lista de Billboard Hot 100. No conformes con ese primer homenaje a la composición de John Williams, en 1980 la pareja volvió a la carga con una entrega desconcertante en la que –¡vaya osadía!- relacionaban a los personajes de la película con una tradición de la Tierra, ese planeta en absoluto relevante dentro del universo Star Wars.

Todo lo relacionado con este álbum resultó tan absurdo y tonto que para los fans fue –y ha sido- inevitable encontrarle el lado divertido. Una de esas cosas que se vuelven buenas por ser tan malas, eso es precisamente Christmas in the Stars.

Para los ultra (que no son pocos) se trata de una idea abominable que nunca debió llevarse a cabo, pero para otros se trata de un compendio de canciones ridículamente pegajosas y de letras que fascinan a los fans, según señala Abraham Riesman en un texto para Vulture en el que revisa a detalle las implicaciones que tuvo el disco desde su lanzamiento hasta el presente. “En nuestros días, cuando la franquicia se ha vuelto algo sagrado, es emocionante toparse con algo que rompe todas sus reglas”, señala Riesman.

Hay incluso una historia oral sobre el álbum que se dio a conocer hace un par de años gracias a la cual pudimos enterarnos de lo siguiente: los productores buscaron al compositor Maury Yeston, quien se hizo cargo de las canciones. Sólo usaron a un miembro del reparto, el actor Anthony Daniels (C-3P0), quien únicamente dedicó un par de días para grabar, por lo que tuvieron que recurrir a voces adicionales, asunto del que se hizo cargo el mismísimo Jon Bon Jovi (primo de Bongiovi, ¡no es broma!). Y aunque el disco se vendió bien, en ese entonces la disquera que lo lanzó tuvo que cerrar y no fue posible reeditarlo.

Christmas in the Stars es, por donde se le vea, una rareza. Una rareza que todo buen fan de Star Wars DEBE tener, escuchar, disfrutar u odiar.

¡Feliz Navidad! ¡Y que la Fuerza los acompañe!

Advertisement

Relacionados