Síguenos

Advertisement
Enrique Iglesias demanda a Universal Music por regalías correspondientes a streaming

Este miércoles Enrique Iglesias demandó a Universal Music Group, con quienes trabajó de 1999 a 2015, por el bajo porcentaje que recibe de las regalías que corresponden a la reproducción en streaming de sus canciones. De acuerdo con Billboard, el cantante quiere que se inspeccione a la compañía porque sólo recibe “una pequeña fracción” del 50% que debería obtener, con lo que ha perdido millones de dólares.

Con la demanda, presentada en una corte de Miami, se exige revisar la tasa de regalías por las reproducciones en streaming, forzar a la disquera a que se paguen las regalías atrasadas y analizar las prácticas de contabilidad que han llevado a cabo.

“Pocas relaciones en la industria musical han logrado el éxito comercial de Enrique Iglesias con Universal: 100 millones de álbumes vendidos, miles de millones de reproducciones digitales y apariciones constantes en los tops de Billboard”, aseguró James Sammataro, abogado del cantante, en un comunicado reproducido por diferentes medios.

En este documento se sostiene que artistas, productores y compositores deberían verse beneficiados de los costos reducidos del streaming, pero Universal busca distorsionar los términos de sus acuerdos con los artistas para obtener las ganancias de las reproducciones digitales. “Universal ha insistido en que los artistas como Enrique sean pagados por estas reproducciones de la misma manera en la que son pagados por álbumes físicos, a pesar de que no hay costos de producción, distribución ni inventario en el mundo digital”, indicó Sammataro.

Enrique Iglesias trabajó con Universal desde 1999, vía Interscope y Republic, hasta 2015, cuando se unió a Sony. En los documentos presentados ante la corte se muestra el contrato de Iglesias de 1999, en el que se establece que las ventas digitales ―como no había streaming en esa época, éste entraría en esta categoría― de un artista serían pagadas en la misma tasa que álbumes físicos; es decir al 50%.

En 2010 se hizo una renegociación del contrato para incluir dos álbumes más. En ésta no había nada estipulado con relación a las reproducciones digitales, mismas que Interscope reconoció propiamente hasta 2016, cuando se estableció la tasa del 50%. En marzo del año pasado, el cantante solicitó revisar las prácticas de contabilidad e informes de ventas de la compañía para detectar inexactitudes, pero Universal no aceptó la auditoría, postura que lo llevó a levantar la denuncia.

Advertisement

Relacionados