Síguenos

Advertisement
jose-luis-rodriguez-elpuma.jpg

El cantante venezolano José Luis Rodríguez “El Puma” padece de fibrosis pulmonar desde hace 18 años, pero no fue sino hasta 2014 cuando, en una entrevista con el periodista Jaime Bayly, habló por primera vez acerca de su padecimiento.

En esos días El Puma ya empezaba a ver su salud bastante mermada y sus apariciones públicas se redujeron al mínimo. Desde entonces, poco se había revelado al respecto en los medios hasta este lunes (18 de diciembre), cuando el cantante fue sometido a un doble trasplante de pulmón en Miami.

De acuerdo con La Tribuna, esta enfermedad provoca la inflamación y endurecimiento del tejido pulmonar, lo que deteriora de forma lenta pero progresiva la función respiratoria. Debido a que las causas de la fibrosis pulmonar se desconocen, esta recibe el nombre de idiopática.

Se trata de una enfermedad realmente grave, cuya tasa de supervivencia después de cinco años de su detección no rebasa el 40%. Es por eso que los medios que ahora están dando seguimiento al estado de salud del cantante no exageran al decir que “El Puma espera un milagro”, pues aún se encuentra en terapia intensiva.

El cantante, de 74 años, llevaba meses en la lista de espera de órganos compatibles, reporta El País. Mientras se recupera de la cirugía, su publicista dijo a la agencia EFE que “para él se trata de una nueva oportunidad de vida y está viviendo todo el proceso con mucha fe”, dijo.

“El Puma” está siendo atendido en el Miami Transplant Institute, donde los médicos están monitoreando la adaptación de los nuevos órganos, a la vez que se mantienen atentos ante cualquier complicación o infección que pueda surgir después de la cirugía.

El cantante lleva años atendiéndose en este hospital, donde anteriormente ha recibido otros tratamientos para ayudarlo a combatir esta terrible enfermedad. De acuerdo con El País, quienes acompañaron al cantante en este proceso fueron su publicista, su esposa y su hija, la actriz Génesis Rodríguez.

Desde el año pasado, “El Puma” ha tenido que suspender varios conciertos que tenía previstos –algunos en Colombia, otros en México- debido a las complicaciones en su salud. En más de una ocasión ya había subido al escenario con el rostro demacrado y usando un respirador conectado a un tanque de oxígeno.

Su penoso estado de salud le había impedido hacer la gira promocional de su álbum de duetos (el primero en ocho años), Inmenso, el cual lanzó en abril pasado.

Advertisement

Relacionados