Síguenos

Advertisement
Cardi B

La rapera Cardi B es la portada de la edición de abril de la revista Cosmopolitan. En la extensa entrevista que ofreció para la publicación, la compositora neoyorquina habló de su época como stripper, de su negativa a cambiar con tal de ganarse la aceptación de la mayoría y de su deseo de permanecer con su pareja, Offset, a pesar de los rumores en los medios sobre un supuesto engaño.

Lee: El ascenso de Cardi B: de influencer a primer lugar en las listas de popularidad.

En lo referente al movimiento #MeToo –el cual surgió dentro de la industria del entretenimiento en Estados Unidos para denunciar los casos de acoso y abuso sexuales– Cardi B fue muy crítica, pues dijo que este representa únicamente a las mujeres blancas y de cierta posición social, pero que no parece haber contribuido a erradicar el menosprecio que siguen sufriendo las figuras femeninas del hip hop, reportó Billboard.

"Hay muchas chicas de mi mundo que han hablado de estos temas y a nadie parece importarle una mierda. Cuando yo he tratado de defender estos temas, la gente reacciona diciendo: “Tú lo que quieres es estar en la portada de una revista, ¿no?”

Según la opinión de Cardi, no sólo las cantantes o actrices famosas son las que tienen que lidiar con el acoso sexual. Las modelos de los videos (o vixens, modelos mujeres que aparecen en los videos de hip hop) a menudo son vistas pero no escuchadas, y se tiende a silenciarlas cuando intentan dar a conocer los problemas que enfrentan.

"Muchas vixens han hablado sobre esto y a nadie le importa. Apuesto a que si una de estas mujeres se pone de pie y habla de ello, la gente dirá: '¿Y qué? Eres una puta. No importa’”.

La rapera del Bronx habló también sobre la falta de respeto hacia las strippers (ella se hizo famosa por Instagram, documentando su vida cotidiana como stripper en Nueva York), las chicas negras, universitarias o de la comunidad LGBT.

Lee: Cardi B declara su odio a Donald Trump.

"Me resulta algo frustrante porque parece que de repente el feminismo se ha convertido en una moda de la que las actrices blancas se han convertido en estandartes. ¿Y qué pasa con el resto de nosotras?", comentó en el programa The Raw Word.

Estos señalamientos críticos no son un reflejo de una tajante oposición al movimiento #MeToo por parte de Cardi B, al contrario, ella y su hermana asistieron a los Grammy 2017 portando rosas blancas en apoyo de las víctimas acoso y abuso sexuales. Su deseo tiene más que ver con la necesidad de ampliar el espectro de acción de este tipo de luchas, pues aún hace falta que otras voces sean escuchadas.

A sus 25 años, Cardi B es la primera rapera en haber alcanzado la posición número uno del Billboard Hot 100 desde Lauryn Hill (en 1998). La semana pasada se llevó el premio a Mejor Artista Nueva en los iHeartRadio. Durante su discurso de aceptación aprovechó para agradecer no sólo a sus fans y a su publicista sino también a sus haters, “pues descargan mi música para poder escucharla y entonces decir que es una basura, pero eso al final me beneficia. Jajaja”, señaló con el tono desafiante y políticamente incorrecto que la caracteriza.

Advertisement

Relacionados