Síguenos

Advertisement
Scooter-Braun-and-Ariana-Grande-2014-mtv-vmas-billboard-1548.jpg

Scooter Braun es uno de los managers más famosos de la industria musical. Algunos de sus clientes son Ariana Grande, Justin Bieber, Shawn Mendes y Kanye West (este último de vez es cuando). Pero su éxito no sólo ha derivado de su relación con este tipo de superestrellas. Braun es un empresario que desde hace más de una década ha hecho inversiones a largo plazo en dos de las compañías que más han crecido en años recientes: Uber y Spotify. Por mencionar otro ejemplo, hace unos días Scooter se alió con Drake como copropietario de 100 Thieves, una organización de esports, reportó Forbes. ¿Todo bien hasta aquí, no?

Esta semana, Braun presentó una charla en Nueva York como parte del Festival de Innovación de Fast Company y asistió a la gala benéfica de Pencils of Promise, organización sin fines de lucro fundada por su hermano, Adam Braun. Durante ambas presentaciones, reveló algunos detalles sobre su experiencia como empresario y también habló acerca de su relación con los famosos.

Sus inicios en el medio

Braun recordó que no fue fácil. Tenía 24 años cuando decidió emprender en la industria musical. Al principio, su cartera de clientes se reducía a un desconocido Justin Bieber y al rapero Asher Roth. Cuando estaba a punto de quedarse sin dinero, Roth lanzó su primer sencillo, "I Love College", al que le fue bastante bien y gracias al cual pudo conseguir un contrato de publicación. Eso fue lo que salvó su compañía, y la comisión que le tocó lo rescató del colapso.

Ariana Grande lo despidió y eso lo convirtió en un mejor manager

Su empresa, SB Projects, es propietaria de otras compañías de management, sobre las que nunca han hablado, pero sobre las que se ha especulado, explicó Braun. “Cuando vi a un manager ser despedido, y lo vi defenderse de inmediato y decir muchas verdades, y vi al artista enfrentándose a esas verdades sin querer hacerlo, por lo cual terminó odiando para siempre a ese manager. En lo que respecta a mi caso, cuando Ariana Grande me despidió, pude haber dicho muchas cosas, y, de hecho, mi equipo quería que lo hiciera. Pero dije: ‘No vamos a decir una palabra, y recuperaremos a este cliente. Ellos insistían en que no lo hiciera, pero yo les decía: "Quedémonos tranquilos y dejemos que nuestra verdad sea nuestra acción”.

Braun cuenta que poco después recibió una llamada de Ariana Grande. A los pocos días se vieron, tuvieron una conversación muy honesta y ella los volvió a contratar. Fue una situación que lo hizo mejor en su área, pues le permitió darse cuenta de que puede ser despedido, algo que nunca le había pasado. A la vez, le hizo darse cuenta de que en una empresa de servicios, nunca se puede esperar que la gente sea recíproca. Hasta la fecha, SB Projects representa a Ariana Grande, y cuando llega a surgir alguna discusión que parece llevar ese tono, Braun explica que hace todo lo posible por no regresar al nivel de confrontación que los llevó a la ruptura.

Por otra parte, Scooter dio algunas declaraciones sobre la situación actual de Ariana: "Ella es extremadamente fuerte, una increíble persona y eso le ha demostrado al mundo. Lo que sea por lo que esté pasando, siempre tiene una sorprendente forma de regresar triunfante con álbumes increíbles que duran para siempre... Creo que la gente verá algunos anuncios realmente cool muy pronto".

La mala racha de Justin Bieber

Braun recordó a un ejecutivo muy, muy poderoso en la industria de la música que le dijo durante lo que él llama “la mala racha de Justin Bieber”, que si tenía a tantos artistas y una carrera increíble, por qué no terminaba su relación con el cantante canadiense. Pero Braun pensó que él no era el tipo de personas que abandona a alguien cuando están pasándola mal. Al contrario, él consideró que era un momento en el que precisamente debía quedarse a su lado. Dejar a Justin fue algo que nunca le pareció correcto.

Durante la gala, hizo algunos comentarios sobre su cliente: "Justin, cuando lo conocí, eran él y su mamá habitando viviendas de gobierno... Cuando empezó a tener la oportunidad de ayudar a la gente, era realmente importante para él porque él sabía lo que se sentía no tener nada. Él tiene un lazo muy especial con mi hermano, así que se involucró muy rápido con la causa (Pencils of Promise), ha construido escuelas él mismo, ha visitado Guatemala con nosotros en muchas ocasiones. Incluso en la época en que las personas lo criticaban hace unos años, él hizo más Make-A-Wishes que cualquiera en el mundo", continuó. "Siempre ha sido una persona filantrópica, y así es su corazón. Estoy orgulloso de él".

Advertisement

Relacionados