Síguenos

Advertisement
Puerto Rico Julio Iglesias

A Julio Iglesias parece no importarle el medio ambiente. Pero sería injusto juzgarlo: cuando tuvo a sus nueve hijos aún no se habían dado a conocer estudios tan detallados sobre cómo las familias reducidas podrían representar una disminución importante en la emisión de CO2.

Es lo que hay: nueve hijos cuyas emisiones equivalen a 540 tCO2. Pero ese no es el tema que nos ocupa. O sí, en parte. Los hijos del cantante español son tantos que incluso se clasifican en tres categorías: los muy conocidos, los poco conocidos y el no reconocido. Y ese es precisamente el asunto que tiene a la estrella pop en los encabezados de los medios.

En el primer grupo, el de los muy conocidos, se encuentran Chabeli, Julio José y Enrique, los cuales tuvo con su primera esposa, Isabel Preysler. Más tarde, señala El País, tuvo otros cinco hijos con la modelo holandesa Miranda Rijnsburger, con quien en 2017 celebró 27 años de relación y siete de casados. La familia que ambos formaron corresponde a la categoría de los poco conocidos.

El noveno en discordia y el hijo no reconocido de Julio Iglesias es Javier Sánchez, un valenciano de 41 años quien en septiembre de 2017 presentó una demanda de paternidad en su contra. Según el diario ABC, entre las pruebas que presentó se encontraban una serie de documentos y una prueba de ADN conseguida por un detective en Miami, cuyos resultados confirmaron que la coincidencia genética entre ambos es de 99 %.

Desde entonces Julio Iglesias no ha hecho sino escabullirse. De acuerdo con El País, el abogado de Sánchez, Fernando Osuna, ha denunciado que Iglesias ha pedido que le envíen las comunicaciones del proceso a su casa en República Dominicana y no a su finca en Málaga, lo cual ha alargado y encarecido el proceso.

El caso es que a estas alturas el cantante en español que más discos ha vendido en la historia de la música popular no ha contestado la demanda y tampoco la ha recogido. En un primer intento por entregársela, el 15 de marzo, los empleados de Osuna fueron a la finca en Málaga, pero no fueron bienvenidos: les dijeron que la persona que podía firmar su recepción no estaba, que llegaría más tarde, pero después de ocho horas de espera esta persona nunca apareció.

El abogado dijo a los medios que seguirá intentando seguir el proceso correspondiente, pero que si Iglesias se niega a firmar la recepción del documento –por medio de sus representantes legales– solicitará que sea juzgado en rebeldía, lo cual permitiría que el juicio se lleve a cabo incluso sin él estar presente.

No es la primera vez que Sánchez se presenta ante la ley en busca de que el ídolo pop lo reconozca como su hijo. En los noventa un juez de Valencia le dio la razón y declaró que, efectivamente, Sánchez era otro de los retoños del cantante. Pero por un enredo legal –no le habían pedido prueba de ADN– Iglesias consiguió olvidarse del tema.

Como van las cosas, y por la presión que el abogado está dispuesto a ejercer, es muy probable que el juicio tenga lugar antes de que acabe el año. Preparen las palomitas.

Advertisement

Relacionados