Síguenos

Advertisement
AP Photo/Nousha Salimi

Kirk Pengilly, quien fuera el guitarrista de INXS, estuvo presente en un evento filantrópico de Movember, una fundación enfocada en la salud masculina para aumentar la expectativa de vida los hombres. En ésta, el músico fue cuestionado por el Sydney Morning Herald con respecto a acusaciones de abuso y acoso sexual al celebridades como Harvey Weinstein y Don Burke.

Sin embargo, el músico decepcionó con su declaración. “Realmente amaba los 60 y los 70 cuando la vida era muy sencilla, uno podía darle una nalgada a una mujer y eso era tomado como un cumplido, no como acoso sexual”, afirmó el también saxofonista, que en vez de promover la prevención del cáncer y del suicidio, de acuerdo con los objetivos de la fundación, está más preocupado por la posibilidad de tocar a otras personas sin su consentimiento.

Lee: Shirley Manson le contesta a Morrissey

Con esta declaración, el australiano no sólo minimiza la situación de las víctimas de Geoffrey Rush, Kevin Spacey, Ben Affleck, Jeremy Piven, Louis C.K. y Matt Lauer, sino que también se hace de la vista gorda ante la historia de su esposa, Layne Beachley. La deportista, quien fue campeona de surf, creció en el seno de una familia adoptiva porque su madre la dio en adopción tras ser concebida en una violación a los 17 años de edad.

Advertisement

Relacionados