Síguenos

Advertisement
DENMARK ROSKILDE FESTIVAL

En una entrevista con Music Feeds, Noel Gallagher dijo que no ha sido testigo de ningún tipo de discriminación o de menosprecio hacia las mujeres en la industria de la música, lo cual nos hace pensar que el cantante británico ha estado viviendo en una burbuja desde 1991, año en que fundó Oasis junto con su hermano Liam.

Alguien explíquele a Noel, por favor, que las mujeres en la música, como en cualquier otra área, no reciben el mismo trato que el de sus colegas hombres. Los carteles de festivales importantes –en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica– están repletos de bandas lideradas por hombres y la representación de bandas femeninas en la programación de estos eventos es bajísima.

El reportaje ¿Cuántas mujeres tocan en festivales latinoamericanos hoy?, publicado por la plataforma feminista Ruidoda –dedicada a combatir la desigualdad de género en la música– revisó los carteles de 2016 y 2017 de los festivales más importantes en México, Argentina, Chile, Colombia y Estados Unidos para analizar la participación masculina y femenina en estos encuentros. El resultado, aunque predecible, no deja de sorprender: 78% hombres versus 10% mujeres.

Otra cosa que habría que hacer con Noel “El Sexismo No Existe” Gallagher es invitarlo al Vive Latino y traducirle la expresión: “Chichis pa la banda” (algo así como “Hurray for boobs!”) y a continuación mirarlo fijamente y preguntarle si eso no le parece suficientemente sexista.

Ahondando en su punto de vista, el cantante dijo: “En la escena musical si una chica escribe una gran canción, siempre va a ser una gran canción independientemente del género. No sé, me parece que la situación de hombres y mujeres es bastante igualitaria en este negocio”.

Es una opinión aparentemente inofensiva, pero que se niega a ver y aceptar una realidad por completo contrastante. Y es entonces cuando las declaraciones públicas adquieren un matiz político delicado, pues negar la existencia de la discriminación de género sólo contribuye a perpetuarla.

El año pasado, cuando Madonna recibió el premio Billboard como Mujer del Año, la Reina del Pop habló en su discurso sobre la necesidad que tuvo desde el inicio de su carrera al no conformarse con ser una artista reconocida, sino luchar por los derechos de las mujeres y visibilizar la desigualdad en la música.

En esa ocasión, Madonna comentó que David Bowie había sido su mayor inspiración al hacerla pensar que no había reglas respecto al género, sin embargo, más tarde descubrió que eso sólo podían hacerlo los hombres, porque a las mujeres –en el medio donde se desarrolló– no se les permitía ser muy inteligentes ni mostrarse dueñas de su sexualidad.

Todos ellos son desafíos que siguen presentes en la industra musical de nuestros días. Alzar la voz, poner un alto a los abusos y exigir un trato igualitario son peleas que se deben seguir dando porque, de ninguna manera –como cree Noel Gallagher– se trata de una batalla ganada.

Advertisement

Relacionados