Síguenos

Advertisement
Foto: Rebecca Blackwell / AP

Después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusara al cantante Julión Álvarez de tener vínculos con el narco, las autoridades de aquel país cancelaron de inmediato su visa, congelaron todas sus cuentas y propiedades en territorio estadounidense, así como cualquier posibilidad de negocio o transacción con empresas en Estados Unidos.

En México, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ordenó también que sus cuentas fueran congeladas.

Estas medidas han repercutido seriamente en las finanzas del cantante. Tan sólo en Spotify, su álbum Ni santo ni diablo contaba con 47 millones de reproducciones, cuyas regalías no podrá cobrar hasta que la situación se esclarezca. Se estima que el monto que dejará de percibir en esta plataforma es de alrededor de 10 millones de pesos, señaló Debate.

Sus presentaciones en vivo también se han visto afectadas. La semana pasada (11 de agosto) las autoridades del gobierno de Sinaloa cancelaron la presentación que Julión Álvarez tenía programada para los festejos del 15 de septiembre en la ciudad de Culiacán.

Está por verse si los conciertos que el “Rey de la taquilla" tenía programadas en las próximas semanas en San Luis Potosí y Guadalajara se llevarán a cabo, pues en la rueda de prensa que ofreció el jueves pasado (10 de agosto), el cantante aseguró que en México no habría ninguna cancelación de sus shows; para su sorpresa, horas más tarde, el gobierno de Sinaloa argumentó que no había condiciones para que su concierto tuviera lugar en la capital del estado, reportó Univisión Noticias.

Advertisement