Síguenos

Advertisement
W Magazine / YouTube

Hace unos días, la revista Paper magazine publicó un artículo donde culpa a Kanye West del horroroso robo que sufrió su esposa Kim Kardashian-West en octubre del año pasado. En este, la amenazaron a punta de pistola y le robaron una serie de joyas con un valor de varios millones de dólares mientras visitaba a sus familiares en París durante el Fashion Week.

En un clip del último episodio de Keeping Up With the Kardashians, Kim habla por teléfono con su mamá y le describe su experiencia en la corte. Kim revela que estuvo en el juzgado durante ocho agotadoras horas, en las que le mostraron fotos de sus atacantes y la obligaron a revivir una y otra vez todos los detalles del ataque y el robo subsiguiente. “Fue una cosa realmente larga porque se lo tienes que explicar a un traductor y después el traductor tiene que explicárselo al juez”, dijo.

"Después, ella lo escribe junto con el secretario del juzgado y luego ambos leen lo que escribiste. Lo tienes que hacer enunciado por enunciado. Estando ahí, me moría de ganas de sólo explicarlo rápidamente y no puedes hacer eso. Tienes que ser, como, súper lenta y describir lo que pasó toda esa noche, como segundo por segundo, y eso fue realmente difícil”.

Después, Kim revela que los ladrones habían estado observándola dos años antes del ataque y tenían planeado atracarla desde su anterior visita a París, pero que no lo habían hecho porque su marido estaba presente. Esto, por cierto, es jodidamente escalofriante.

Paper reporta todo esto en su artículo, y después sugiere que Kanye tiene la culpa por haber dejado a su esposa sola y vulnerable al ataque.

"Así que, básicamente, todo esta esta horrible experiencia pudo haberse evitado si Kanye no se hubiera ido de París para seguir con su gira de Saint Pablo, que posteriormente canceló debido a una crisis nerviosa. Kim seguiría posando con sus joyas, tal vez nunca hubiera adoptado esta estética de 35 mm y tal vez nunca hubiéramos tenido a la Kim que tenemos hoy en día. Qué concepto”.

El lenguaje de Paper, aunado a las palabras que eligieron para su encabezado, minimizan el video de Kim y lo retratan como algo simplista y mal guiado. Kim no le está echando la culpa a su esposo, sólo está repitiendo lo que escuchó decir a los sospechosos. No lo está culpando ni demostrando enojo o rencor hacia él. Para ser sinceros, parece incluso estar agradecida de que hubiera estado con ella en su visita previa para protegerla.

La publicación también señala que la presencia (o ausencia) de Kanye es responsable del nuevo look de Kim. Da igual, al parecer, que Kim sea una mujer (y celebridad) adulta que se ha vestido a sí misma desde hace décadas y que recientemente vivió una experiencia peligrosa y traumática, cosa que pudo haberla hecho querer cambiar algunas cosas.

Advertisement