Síguenos

Advertisement
Foto: Alberto Pizzoli / AFP /Getty Images.

La idea surgió unas horas antes, cuando el grupo de creadores mexicanos fue convocado para salir en la foto de aniversario del festival. Después de estar junto a sus paisanos, Hayek y su esposo, Francois-Henri Pinault, consideraron que sería buena idea organizar una sorpresiva ronda de canciones mexicanas, según señaló el sitio de noticias de Billboard.

Sin pensarlo demasiado, contrataron al mariachi El Sol de París, quienes volaron ese mismo día a Marsella y más tarde fueron trasladados a Cannes. Durante la gala, el director del festival hizo una pausa para anunciar la llegada del conjunto, quienes se dirigieron a la mesa de los mexicanos para interpretar las clásicas"Cielito Lindo", "No volveré" y "Feliz Cumpleaños”. El grupo de amigos, entre los que se encontraban Guillermo del Toro, Diego Luna, Gael García, Alejandro G. Iñárritu, Emmanuel Lubezki y Michel Franco cantaron entusiasmados estos temas tradicionales.

El ‘mexican dream team’ de fiesta en Cannes

La razón por la que Salma Hayek pudo conseguir un mariachi en cuestión de horas, como si estuviera en el centro de Guadalajara, se debe a que desde hace alrededor de 30 años el género se ha expandido por el mundo, y es particularmente popular en países como Francia, Japón, Venezuela, Colombia, El Salvador, Estados Unidos y Viena.

Según se menciona en el sitio de Univisión Noticias, en la conmemoración del Bicentenario de la Independencia de México (2010), la Secretaría de Relaciones Exteriores lanzó un proyecto llamado “Sones de mariachi por el mundo” para que los mejores mariachis extranjeros realizaran un viaje al país para formar parte de las celebraciones. En aquellos días, uno de los participantes subió un video en el que interpretaban “Serenata Huasteca”, el cual fue muy difundido en medios tradicionales y en internet. ¿La razón? Se trataba del Mariachi Samurai de Japón, conformado por músicos nipones que no cantaban nada mal las rancheras.

Serenata Huasteca - Mariachi Samurai de Japon.

En el contexto de una memorable noche de mariachi celebrada en Francia, resulta curioso pensar que dentro de las muchas versiones sobre el origen de la palabra “mariachi”, una de ellas indica que se trata de una palabra que deviene del francés “mariage”, “matrimonio”, que, durante la llamada Guerra de los Pasteles (1838-1839) era la manera en que los franceses designaban no sólo las bodas en México, sino a la música de dichas celebraciones, según señala El Economista.

Advertisement