Síguenos

Advertisement
Demi Lovato

La cantante Demi Lovato publicó en Instagram algunas imágenes en las que se puede ver su celulitis y sus estrías. ¿Su propósito? Enviar un poderoso mensaje a sus seguidoras sobre la importancia de valorarse a sí mismas y dejar de lado los complejos y la obsesión con los cuerpos perfectos.

En el texto que acompaña dichas fotos se lee: “Tengo celulitis, como el 93% de las mujeres. Lo que se ve en Instagram no es siempre lo que parece. […] No hay espacio entre ellos (sus muslos) y aún así me quiero".

En la imagen en la que muestra las estrías de su abdomen comentó: "Estrías y grasa de más… y aún así me quiero".

Su franqueza podría ser vista como una estrategia de marketing que raya en el cliché, pero basta revisar la trayectoria de Lovato para reconocer que la sinceridad y el hablar de ciertos temas sin eufemismos es algo que la ha distinguido desde sus inicios.

En 2012 MTV publicó el documental Demi Lovato: Stay Strong en el que se muestra a la cantante en sus momentos más privados durante una serie de conciertos. Desde entonces Lovato hablaba de su desorden alimenticio, su trastorno bipolar y de cómo su adicción a la cocaína y su alcoholismo se habían exacerbado debido a esta enfermedad mental.

Así es, tan simple y obvio como suena: una superestrella es un ser humano que sufre, enferma y falla, como cualquiera de nosotros. Pero con estas imágenes en Instagram la cantante quiso subrayar algo muy específico.

Consultada por E! News, la cantante dijo: “Estaba en Instagram y pensé que alguien necesitaba enseñarle a mis fans y a todo el mundo que lo que se ve en las imágenes de promoción no todo el tiempo corresponde a la realidad. Así fue como decidí realzar mis llantitas –ni siquiera me gusta llamarlas así, tan sólo son parte de lo que soy– y mostrarle a todos que soy imperfecta, pero que eso es lo que me hace hermosa”.

Para las estrellas pop no es infrecuente tener que plantear este tipo de mensajes. La exigencia de un cuerpo tonificado, atlético y perfecto que pesa sobre ellas es una constante por demás abrumadora.

El mes pasado fue Selena Gomez quien planteó su postura al respecto después de que se publicaran unas fotos de ella en traje de baño en las que podía verse su vientre y la cicatriz de su cirugía.

En su respuesta, Gomez señaló: “El mito de la belleza: esa obsesión por la perfección física que atrapa a la mujer moderna en un ciclo interminable de desesperanza, cohibición y odio hacia sí misma, tratando de cumplir con la imposible definición de belleza impecable de la sociedad. Yo elijo cuidarme porque quiero, no para demostrar nada a nadie”.

Demi Lovato, quien el 15 de marzo celebró seis años sobria –a pesar de los cuestionamientos de un fan que le tomó una foto mientras sostenía un vaso con “contenido sospechoso”– dijo también en entrevista para E! News: “Lo que me gustaría decirle a alguien que esté teniendo problemas ahora mismo es que intente encontrar gratitud. Es importante que intentes encontrar la gratitud en tu vida y centrarte en las cosas positivas, y cuando eres capaz de hacer eso o eres capaz de ayudar a otros, eres capaz de ir más allá de ti mismo y tienes la capacidad de mirar a la vida desde una perspectiva diferente”, señaló.

El supuesto escándalo sobre su recaída en el alcohol terminó en una breve aclaración: “No tengo que defender nada, pero era Red Bull”.

Advertisement

Relacionados