Síguenos

Advertisement
Billy Corgan

A mediados de febrero The Smashing Pumpkins anunciaron su primer tour en casi 20 años. Esta vez, sin la bajista D'Arcy Wretzky. La gira Shiny and Oh So Bright arrancará el 12 de julio en Arizona y tendrá 36 shows sólo en Norteamérica a lo largo del verano.

Es por todo esto que Billy Corgan ha estado dando muchas entrevistas en las que la perspectiva del tiempo parece haberle dado la calma y el humor para abrirse y hablar de los viejos dramas con su banda.

En conversación con Lars Ulrich, baterista de Metallica, para el programa "It's Electric" de la serie de podcasts Beats 1 de Apple Music, Corgan habló sobre estar de regreso en el escenario con James Iha y Jimmy Chamberlin, de lo mucho que lo impresionó la sabiduría zen del productor Rick Rubin, de la mala actitud de D'Arcy Wretzky y de su amor eterno por Black Sabbath, entre muchos otros temas.

De acuerdo con Rolling Stone, Rubin produjo ocho nuevas canciones de Smashing Pumpkins con los recientemente reincorporados Iha y Chamberlin. En la entrevista, Corgan recordó cuando conoció al productor, en 1997 o 1998, mientras hacía un esfuerzo por traer a la luz su cuarto álbum de estudio, Adore.

"Le puse un par de canciones a Rubin y el me miró y me dijo: ‘suena a algo nada convencional’. A él simplemente le resultó demasiado extraño lo que en ese momento estaba haciendo”, recuerda.

Casi 20 años más tarde, Rubin coprodujo Ogilala (2017), el segundo álbum solista de Corgan, y el estar cerca del productor volvió a ser de gran ayuda para que el músico recuperara la paz interior que había perdido debido a la depresión por la que pasaba en ese momento de su vida. Y el recordar que Rick sólo trabaja con personas a las que admira fue también un gran impulso en ese momento de su carrera.

Al referirse a Chamberlin, dijo que él es de los pocos bateristas que realmente muestra una empatía por la canción. Y explica que, aunque el resto de los bateristas con los que ha trabajado pueden llevar muy bien el ritmo o tocar de manera sobresaliente, no es tan frecuente toparse con un baterista que realmente escucha algo en la canción. “Pero en cambio, para Jimmy, la canción es lo más importante”, explica.

Además Chamberlin, explica el cantante, tiene el don para recordar los arreglos, lo cual le permite trabajar al margen de eso y añadir colores y hacer sugerencias sutiles de ser necesario.

Y como la reunión de The Smashing Pumpkins no podía darse sin algo de drama, Rolling Stone destaca que, al referirse a Wretzky, el compositor dijo que su actitud fue muy desdeñosa hacia la banda, al considerar que su música se había inclinado demasiado hacia lo comercial, y esto para ella era algo que no tenía integridad y que por lo tanto no tenía ningún valor.

Pero los dramas, la depresión, la droga y los clichés noventeros quedaron atrás. The Smashing Pumpkins están incluso de humor para dar una fiesta. Hoy (14 de mayo) anunciaron la fiesta “1979 House Party” que tendrá lugar en un "lugar residencial secreto" en Los Ángeles, el 28 de junio, un par de semanas antes del inicio del tour Shiny and Oh So Bright Tour.

La fiesta temática está inspirada en el video oficial de la canción “1979” y contará con una presentación íntima de Smashing Pumpkins. Los fans que quieran estar ahí tendrán la oportunidad de registrarse en smashingpumpkins.com/1979, aunque la promoción está disponible únicamente en Estados Unidos.

Esta noticia es definitivamente la excusa que necesitábamos para volver a ver el video de “1979”.


Advertisement

Relacionados