Síguenos

Advertisement
Beyoncé.

En diciembre, Beyoncé lanzó dos álbumes vía streaming bajo el seudónimo de Queen Carter; uno titulado Have Your Way y otro identificado como Back Up, Rewind... o al menos eso nos hicieron creer.

En realidad, ambos discos, que contenían demos y temas inacabados de la cantante estadounidense, fueron publicados sin autorización legal por alguien en Spotify y Apple Music. Horas más tarde todo ese material desapareció de las plataformas.

Esto sucedió tan solo unos días después de que otra persona hiciera algo similar con un álbum de SZA y lanzará varias canciones que la cantante de R&B grabó en 2015 bajo el nombre de Sister Solana. El presidente de su disquera TDE (Top Dawg Entertaiment) aseguró en su cuenta de Twitter que se trataba de un robo y una filtración de esos tracks.

Lee: Por qué ser vegano, según Beyoncé y Jay-Z

Recientemente, Rolling Stone reportó que Soundrop, una distribuidora independiente que trabaja para las dos artistas y que es responsable de que ese material se subiera a las plataformas "está trabajando con las autoridades en una investigación sobre un 'posible robo de propiedad intelectual'" y eliminó la música en cuanto supo el estado legal de esta.

"Hemos identificado quiénes y cómo abusaron de nuestro sistema para lograrlo. No sabemos cómo se obtuvo el contenido originalmente antes de que llegara a nuestro sistema, pero por lo que entiendo, estas antiguas grabaciones de audio habían estado flotando en los foros y se habían compartido anteriormente, pero como no eran grabaciones oficiales, no podían no ser identificadas. El usuario utilizó datos falsos, ocultó información y mintió", le dijo Zach "Pony" Domer, gerente de Soundrop a la revista estadounidense.

Esta tampoco es la primera vez que música de un artista es subida sin autorización y con un nombre distinto. En noviembre, 10 canciones inéditas de Ariana Grande bajo el seudónimo de Zandhr aparecieron en Spotify.

Subir música a las plataformas es tan fácil que algunos ganan dinero por reproducir a artistas inventados

Según el texto de Rolling Stone, esta práctica es más que recurrente, y la gente la utiliza para ganar dinero de regalías con cuentas de artistas falsos. “La gente simplemente no se entera porque no sucede todo el tiempo con el artista más grande del mundo. Debido a los cambios en la distribución de música, la tecnología de distribución y el consumo, este tipo de fugas, ya sean secretas o no, son mucho más probables que nunca", señala Larry Miller, director del programa de negocios de música en la Escuela de Música Steinhardt de la Universidad de Nueva York, a la revista.

Lee: Estas son las nuevas funciones de Spotify

Según Amy X. Wang, autora del artículo, "Spotify obtiene la música de los distribuidores, que pueden ser disqueras grandes o independientes más pequeños pero posiblemente no puede examinar todas y cada una de las millones nuevas canciones que llegan al sistema", lo que significa que algunas pistas están "mal etiquetadas" o con algunos datos erróneos.

De aquí se genera un gran problema, hay personas que falsean usuarios y que a través de teléfonos conectados a algo conocido como "granjas de streaming", están reproduciendo canciones de artistas falsos durante todo el día, para generar "clics fraudulentos" y así generar regalías.

Lee: Spotify permitirá que los artistas suban su propia música a la plataforma

En febrero del año pasado, Music Business Worldwide informó que se llevó a cabo una estafa en Bulgaria cuando se llevó a cabo una operación donde Spotify, además de subir música falsa, configuró 1,200 cuentas de pago y así generar cientos de miles de dólares al mes.

Según Wang, las plataformas de streaming señalan que cuentan con equipos de personas para investigar este tipo de actividades sospechosas, que hasta el momento no han dado resultados... pues ya le jugaron una trampa a Beyoncé y a SZA.

¿Será este otro de los grandes problemas de los tiempos de streaming?

Advertisement

Relacionados