Síguenos

Advertisement
(AP Photo/Max Becherer, File)

Beyoncé podría estar alistándose para seguir los pasos de Usher, Justin Timberlake y su propio marido. De acuerdo con un reportaje de Bloomberg que cita fuentes “familiarizadas con este asunto”, la cantante está interesada en comprar una porción minoritaria de un equipo de la NBA, los Houston Rockets. Les Alexander, el dueño actual de los Rockets, sorprendió a la liga el mes pasado anunciando sus planes de vender el equipo.

Ya que se espera que el valor de los Rockets rebase los 2 millardos de dólares debido a su creciente popularidad en China, uno no puede esperar que Queen Bey asuma un papel como el que tiene Alexander (ya que el valor neto de la cantante es de 350 millones de dólares). Entonces, lo que podría ocurrir sería que hiciera una pequeña inversión similar a la que tenía JAY-Z en los Brooklyn Nets, equivalente a poco menos del 1%. Él tuvo que vender estas acciones en 2013 para evitar un conflicto de intereses, ya que empezó a manejar atletas a través de Roc Nation, así que Beyoncé sería la única inversionista de la NBA en el hogar Carter-Knowles.

Los Rockets se reforzaron de manera inteligente para la próxima temporada al contratar a Chris Paul, pero Beyoncé debería poder conquistar a cualquier agente libre que pudieran querer los Rockets ofreciéndole un concierto privado en el Toyota Center. Probablemente necesitaría hacer esto dos veces de aquí al próximo verano, una para LeBron James, y otra para lograr que Adam Silver elimine el tope salarial.

Mientras tanto, parece ser que Bey y Jay están a punto de hacer la compra más grande en el condado de Los Ángeles de este año. El Los Angeles Times señaló que acaban de hacer una oferta de 90 millones de dólares para otra propiedad gigantesca en Bel Air, y tienen esperanza de esta vez no perder frente a una oferta mayor, como ya les ocurrió contra Tom Ford.

Advertisement