Síguenos

Advertisement
Foto: Marcio Jose Sanchez / AP

Fue una sorpresa para todos, pero especialmente para Colin Kaepernick, quien para nada esperaba recibir el reconocimiento como Deportista del Año de las manos de Beyoncé.

El martes pasado (5 de diciembre), el ex quarterback de los 49ers recibió el Premio Legado Muhammad Ali de la revista Sports Illustrated. Kaepernick fue uno de los jugadores que desde la pretemporada pasada se arrodilló mientras sonaba el himno de Estados Unidos al inicio del partido para protestar por el sesgo marcadamente racial de la brutalidad policial en su país.

Lee: Erykah Badu hace homenaje a Colin Kaepernick.

La noche de la premiación Queen Bey apareció en el escenario para presentar a Kaepernick y dirigió este mensaje a la audiencia, citado por Billboard: "Colin tomó acción sin temor a las consecuencias o a la repercusión con la única esperanza de que el mundo sea un lugar mejor, cambiar la percepción, cambiar la forma en que nos tratamos unos a otros, especialmente a las personas de color", señaló.

La cantante, quien también ha alzado la voz para hablar de la brutalidad policial y de la desigualdad de género, añadió: “Se ha dicho que el racismo es tan estadounidense que protestar contra él es como protestar contra Estados Unidos. Pero, seamos claros. Colin siempre ha sido muy respetuoso de quienes sirven y protegen a nuestro país, a nuestras comunidades y a nuestras familias. Su mensaje se centra únicamente en la injusticia social de las personas que a lo largo de la historia han sido privadas de sus derechos. No nos confundamos”.

Este reconocimiento se otorga cada año a un atleta que usa su plataforma para promover el cambio. De acuerdo con ABC, Kaepernick sigue sin equipo después de haber sido liberado por el club de los 49ers y no haber sido reclamado por ninguno de los equipos de la liga estadounidense de futbol americano, en una especie de castigo por haber tenido un papel protagónico en las protestas durante los partidos.

La respuesta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue exactamente la que se podría esperar de él. Poco después de las primeras protestas, en marzo de 2016, dijo que los propietarios de los equipos de la NFL deberían despedir a los jugadores que se hincaban durante el himno e incluso alentó a los asistentes a retirarse de los partidos como señal de protesta.

Por supuesto, los comentarios agresivos y las amenazas veladas contra Kaepernick fueron recurrentes por parte de Trump. “Saben, su quarterback de San Francisco, estoy seguro de que nadie ha oído hablar de él, sólo estoy reportanto las noticias (...) Hay un artículo que reporta que los dueños de la NFL no lo quieren contratar porque temen recibir un tuit ofensivo de parte de Donald Trump, ¿pueden creerlo?", dijo, de acuerdo con una cita de TMZ.

En la premiación de Sports Illustrated, Kaepernick dijo: “Con o sin la plataforma de la NFL continuaré trabajando para la gente. Usaré mi propia plataforma para seguir protestando contra la opresión sistemática, la injusticia racial y las nefastas consecuencias de la discriminación contra los negros en Estados Unidos. Acepto este premio no para mí, sino en nombre de la gente. Porque si no fuera por mi amor a la gente, no habría protestado. Y si no fuera por el apoyo de la gente, hoy no estaría en este escenario. Con o sin la NFL, continuaré trabajando para la gente porque mi plataforma es la gente”.

De acuerdo con Billboard, al anunciarse el premio, la esposa de Muhammad Ali, Lonnie, señaló: “Al igual que Muhammad, Colin es un hombre que defiende sus convicciones con confianza y coraje, haciendo frente a la difícil situación y a los sacrificios personales que ha tenido que hacer para que su mensaje sea escuchado ".

Advertisement

Relacionados