Síguenos

Advertisement
Australianas.jpg

Bien lo decían las viejitas en la Marcha de Mujeres contra Trump (la de mayor convocatoria en la historia de Estados Unidos): I can’t believe I still have to protest this fucking shit. Y sí, así es. La cantante más popular del mundo aún tiene que enfrentar a un tipo en la corte porque este se sintió con el derecho de agarrarle las nalgas. En un pub en Inglaterra (¡Inglaterra!) dejaron de contratar a cantantes mujeres porque los clientes del lugar dicen que ellas no pueden cantar rock.

Lee: Taylor Swift es una de las Rompedoras del Silencio.

Lo peor son las mujeres que les dan la razón. Al ser consultada sobre la polémica decisión del pub por BBC Noticias, Lorraine Crosby, quien canta en la exitosa canción de Meat Loaf "I'd Do Anything for Love (But I Won't Do That)", dijo: “Los hombres prefieren a tipos que canten rock. Ser un buen cantante de rock requiere tener pelotas y una gran voz. A veces la voz de las chicas puede sonar muy delicada o chirriante”, señaló.

Tal como dicen esas abuelas sabias que salen a marchar: no podemos creer que aún tengamos que protestar en contra de esta infamia. Inspiradas en ese espíritu combativo, un grupo de más de 300 mujeres de la industria musical australiana han firmado una carta abierta en un intento por poner fin a la agresión sexual y la discriminación, reportó NME.

Haciendo uso del hashtag #meNOmore, la carta incluye una serie de experiencias anónimas de víctimas del sexismo y del abuso en la industria de la música por parte de artistas, gerentes, empleados de disqueras y otros.

Lee: El fenómeno Weinstein: el abuso sexual ya no es un secreto.

“No somos ni quejumbrosas ni aguafiestas. Somos personas apasionadas dedicando nuestras vidas a la música. Ante la discriminación, el acoso, la violencia y la amenaza general de las expresiones sexistas, nos habíamos quedado calladas y preferíamos seguir haciendo nuestro trabajo. Pero hoy hemos decidido que no más”, señala el documento.

“Juntas alzamos la voz sobre estos temas y exigimos tolerancia cero ante el acoso sexual, la violencia, la cosificación y los comportamientos sexistas. No permitiremos el abuso en nuestro lugar de trabajo y en nuestra industria. El cambio comienza hoy”, continúa.

Lee: R. Kelly niega tener a un grupo de mujeres sometidas.

De acuerdo con NME, la carta firmada por las artistas australianas está inspirada en un documento similar publicado por varias mujeres de la industria musical sueca el mes pasado. En Suecia, la carta fue firmada por más de dos mil mujeres, incluidas Zara Larsson, Robyn y Tove Lo.

Estas cartas abiertas se unen a la oleada de expresiones en contra del abuso sexual que se ha intensificado durante los meses recientes, en especial por el caso de Harvey Weinstein.

Entre las cantantes que firmaron la carta se encuentran Courtney Barnett, Tina Arena y The Veronicas. Puedes ver la carta y la lista completa de firmantes en #MeNoMore: An Open Letter.

Advertisement

Relacionados