Síguenos

Advertisement
Ana Tijoux

En entrevista con los medios como parte de su participación en la 19 edición de Cumbre Tajín, la cantautora chilena Ana Tijoux dijo que todas las personas pueden contribuir con su granito de arena para erradicar la violencia generalizada que vive el mundo.

De acuerdo con Notimex, Tijoux habló también de la urgente necesidad de desnormalizar todo acto de discriminación, abuso y racismo. "Para mí la música es una herramienta, una puerta y una ventana para traducir lo que está sucediendo en una sociedad. Los artistas somos sinónimos, adjetivos y primos de la historia. Miremos la historia de Latinoamérica y veremos que hay letristas que van contando lo que sucedía en su época", expresó la activista.

Cumbre Tajín es un festival cultural que se lleva a cabo en la zona norte del estado de Veracruz, en el municipio de Papantla. Su objetivo es preservar y difundir la riqueza de la cultura totonaca y de la Zona Arqueológica El Tajín.

Es un encuentro anual que desde el 2000 tiene lugar durante el equinoccio de primavera en el Parque Temático Takilhsukut, en la Zona Arqueológica de El Tajín y en el zócalo de Papantla. Algunas de las actividades que lo conforman son ceremonias, talleres, rituales, terapias alternativas, juegos, un ciclo de cine, conciertos, danzas, actos circenses, conferencias y exposiciones.

Cumbre Tajín 2018 inició actividades el 16 de marzo y concluirá el 20 de marzo con el concierto de Emmanuel y Mijares. La presentación de Ana Tijoux tuvo lugar el 17 de marzo durante una jornada en la que también subieron al escenario Hello Seahorse, San Juan Project, Los Rurales y Kinky como cabeza del cartel.

En otras declaraciones que se desprenden de la entrevista, Ana Tijoux lamentó que el miedo se haya instalado en la sociedad y que la imagen de los artistas esté tan distorsionada porque, subrayó, “el artista no está para caer bien. La música y el arte son para cuestionar".

“La música representa un instrumento para dar fuerza e intentar desnormalizar la violencia", añadió.

Ana Tijoux inició su carrera a mediados de los noventa como MC del grupo chileno de rap Makiza. Fue gracias a 1977 (2010), su segundo álbum como solista, que la cantautora consiguió una nominación al Grammy y el reconocimiento internacional.

Según destaca Noisey, los padres de Tijoux se exiliaron durante el gobierno de Augusto Pinochet por defender el gobierno de Allende, lo cual terminó por marcar todas sus canciones y su ánimo como artista.

Con su nuevo disco, Roja y negro: canciones de amor y desamor, Tijoux se alejó por primera vez del hip hop y de la canción de protesta como inspiración central de sus composiciones. De acuerdo con Culto, en esta entrega traza un recorrido por el cancionero romántico acompañada de los músicos de jazz Raimundo Santander y Ramiro Durán, además de contar con la colaboración de la compositora mexicana Lila Downs.

Roja y negro incluye algunos boleros, tangos y valses con una propuesta donde la nostalgia por la época dorada de estos géneros en latinoamérica será el punto de distinción de sus temas.

La gira promocional de este álbum llegará a México en julio próximo.

Escucha "Tinta roja", primer sencillo de Roja y negro:


Advertisement

Relacionados