Síguenos

Advertisement
Aleks Syntek

La noche del 15 de febrero el cantante Aleks Syntek se enganchó en una discusión en Twitter –que él inició– al responder de forma violenta a la consulta de un usuario sobre los artistas más adecuados para escuchar en horario de oficina.

El tweet de Christian Cruz decía: “Sé que la música Godínez por excelencia es la de Luis Miguel pero estoy entre poner música de @syntekoficial o @AlexUbagoficial, ¿a quién recomiendan escuchar en la oficina? #MundoGodinez”.

A la inofensiva pregunta, Syntek respondió con un planteamiento en el que señaló que si su música era Godinez, entonces el reggaetón o el trap eran géneros que alguien usaría para envalentonarse para ir a secuestrar o violar a una persona. En ese primer tweet puso como ejemplo a Farruko y a Bad Bunny.

Lo que siguió fueron una serie de tweets agresivos y discriminatorios por parte del cantante, quien insistió en que el reggaetón es música pornográfica, de delincuentes y retrógrada. A uno de los usuarios que le rebatía sus argumentos le respondió que sus puntos de vista eran “mariconadas”.

Ante la conducta reprobable de Syntek, quien es Embajador de Buena Voluntad para El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el organismo internacional emitió al día siguiente un comunicado de prensa en el que advirtió:

“El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia ha seguido con preocupación el intercambio de mensajes que el cantante Aleks Syntek, Embajador de Buena Voluntad de Unicef México, ha sostenido en redes sociales”.

“Unicef considera que dichos mensajes no son consistentes con el respeto a los derechos humanos, ni con la conducta esperada de personalidades de alto perfil que apoyan nuestra labor en pro de los derechos de la infancia. UNICEF le está dando seguimiento a esta situación y compartirá mayor información a la brevedad posible”.

Esta mañana (19 de febrero), Aleks Syntek publicó una carta abierta a Unicef México en su cuenta de Twitter. En ella señala:

“Como desde hace décadas, reitero mi compromiso con el bienestar y los derechos de la niñez y la juventud de México y el mundo. (…) En este sentido, mi preocupación por cualquier expresión (incluyendo las musicales) que denigre a las mujeres, a los niños o a los jóvenes, me ha llevado en ocasiones a hacer pronunciamientos públicos con la única finalidad de promover el mejoramiento de nuestro entorno y de buscar que se garantice el respeto y el sano ejercicio de los derechos de todos”.

“Sin embargo, debo reconocer que hay momentos y canales adecuados para hacerlo, y que en ocasiones mi pasión y convicción por estos temas me ha llevado a hacer críticas demasiado duras”.

A manera de conclusión, Syntek reitera su disposición para continuar trabajando de la mejor manera a favor de las causas que Unicef defiende.

En septiembre de 2017 Alex Syntek causó fuerte polémica en redes al decir que el reggaetón era música hecha por simios, a lo que diversos reggaetoneros y la comunidad de usuarios en general respondieron señalándolo como racista.

En esa ocasión, el cantante se disculpó diciendo: “Reconozco que me equivoqué en la forma de expresarme. Respeto a quien escuche o se dedique al reggaetón. En lo particular no es un género que me atraiga, pero reitero mi compromiso con la diversidad musical y el respeto al gusto de cada quien”.

Esta es la carta completa de Aleks Syntek a la Unicef:

Advertisement

Relacionados